Casas rurales en Asturias

Selección de Casas rurales en Asturias

Alojamientos rurales en Asturias más baratos

Las casas rurales en Asturias son como un edén terrenal, el lugar ideal para desconectar del estrés urbano y reencontrarse con la naturaleza. Tanto si es en una de las típicas casonas asturianas, como si te decides por una de sus aldeas o miradores. Los verdes prados asturianos son los reyes del turismo rural, con los Picos de Europa y sus Lagos de Covadonga como máxima expresión de belleza. Pero es que Asturias no solo maravilla desde su interior, también lo hace desde su costa bañada por el mar Cantábrico. Tanto es así, que la casas rurales de playa asturianas también son objeto de deseo entre los viajeros de todas partes de España. Ribadesella, Llanes, Cudillero y Gijón son los más buscados por fuera; por dentro, Cangas de Onís, Villaviciosa,  los Picos de Europa y las famosas casas rurales en Cabrales son los destinos top de la parte sur de la provincia. Son muchos los que andan tras unas vacaciones o una escapada de fin de semana asturiana; pero no temas, conseguir alojamiento rural jamás había sido tan sencillo como lo es hoy. Aquí puedes encontrar una de las mayores ofertas de casas rurales en alquiler de toda la red, ya que trabajamos con más de 100 partners que cuentan con alquileres rurales en todo el país. Toprural, Escapadarural o Niumba, entre otros: los mejores para que puedas elegir con seguridad. No solo conseguirás reservar tu casa rural más barata, desde 20€ la noche; sino que además necesitarás invertir menos tiempo en su búsqueda, ya que las comparaciones las hace nuestro buscador por ti. Tú solo metes “Asturias” en la barra de nuestro comparador, con las fechas y el número de personas; el resto es cosa nuestra. En cuestión de segundos aparecerán miles de resultados en tu pantalla, juntando aquellos que coincidan en más de una web y siempre con el precio más bajo destacado por encima del resto. También tendrás a tu plena disposición herramientas como la previsión de precios para ver cuál es el mejor momento para disfrutar de esa ansiada escapada y que todavía puedas cuidar más tu inversión final. Por último, para no menos importante, no dudes en usar nuestros filtros para acotar al máximo nuestra selección. Ve directamente a nuestras casas rurales con jacuzzi si quieres vivir unos días como un rey o casas rurales con encanto para dos personas si viajas con tu media naranja. La tierra asturiana no entiende de estaciones cuando te llama para una escapada rural. Cualquier momento del año merece una visita a los verdes prados asturianos, ya sea para un único fin de semana o para todo un periodo vacacional. Es por eso que la demanda de casas rurales en Asturias se mantiene bastante constante durante los 365 días. Ahora bien, como otros tantos destinos, tiene su temporada alta y su temporada. En su caso, la época dorada del turismo rural se registra en los meses de verano, coincidiendo los parones laborales con unas temperaturas más amigables que en el resto de España. Además, no olvidemos las maravillosas playas de Asturias y esas son su principal reclamo de junio a agosto. Durante estos meses los precios suelen incrementarse cerca de un 10% respecto a la media, en un destino que mantiene sus costes en niveles muy similares durante todo el año. Pese a ello, reservando con antelación, Asturias cuenta con un amplio rango de precios; por lo que, exceptuando viajes de última hora, es probable que un fin de semana en una de nuestras casas rurales baratas en Asturias por no mucho más de 19€ la noche. Esta es, junto con los meses previos primaverales, la mejor época para ir a Asturias. En ese sentido, los meses de abril, mayo y los últimos coletazos de septiembre suponen una excelente ocasión para grupos de aventureros o familias activas que quieran disfrutar de excursiones y actividades al aire libre, con un precio medio entorno a los 32€ por día y bastante de acorde con la media anual. La otra cara de la moneda se vive en los meses más fríos del año, empezando en octubre y terminando en marzo, cuando el clima del norte aumenta el riesgo de lluvia y reduce las temperaturas. En otoño-invierno la demanda cae y los precios bajan cerca de un 26% respecto a la media, suponiendo una gran alternativa para una estancia de bajo coste.

Principales concejos y aldeas asturianas

Asturias, comunidad autónoma uniprovincial de España, es una de las tierras más queridas de todo el país por sus paisajes, su cultura y también sus gentes. Nada define mejor ese sentimiento que su propio himno, “Asturias, patria querida”, nacido a partir de una histórica canción popular de la región. Y es que es verdad, no es necesario que los asturianos halaguen a su tierra, ya lo hace ella por si misma: Asturias es un encanto. El maravilloso acento asturiano de sus nativos, platos típicos como la fabada asturiana o la sidra, monumentos como San Miguel de Lillo o la Santa Cueva de Covadonga, playas sorprendentes como la de Gulpiyuri o Torimbia y lugares de ensueño como los Lagos de Covadonga. Todo, en un territorio como el asturiano que no destaca por cantidad, pues es uno de los más pequeños del país; pero sí por calidad, pocos concentran tanto atractivo en tan poco espacio. En total, 78 concejos, el equivalente de municipio en el resto de España, cargados de magia y de los que debes prestar especial atención a los siguientes a la hora de reservar la casa rural de tu próxima escapada por Asturias:

  • Oviedo: capital de provincia pese a no ser la ciudad más habitada. No le es necesario, ya que cuenta con el distintivo de “muy noble, muy leal, benemérita, invicta, histórica y buena”, en lo que forma una amplia definición de lo que es la ciudad ovetense. Además de instituciones oficiales como la Junta General del Principado de Asturias y ser sede de los Premios Princesa de Asturias, Oviedo cuenta con algunos de los principales monumentos de la región: la Catedral de San Salvador de Oviedo, el Monasterio de San Vicente, San Miguel de Lillo, Santa María del Naranco o la Foncalada.
  • Gijón: con categoría histórica de villa, Gijón es el concejo más poblado de Asturias. Se encuentra en la costa cantábrica y cuenta con el Centro de Seguridad Marítima Integral. Algunos de sus puntos de interés son el Palacio de Revillagigedo, la Iglesia de San Lorenzo, las Termas romanas del Campos Valdés, el Acuario de Gijón y el Jardín Botánico Atlántico; además de varias playas como las de San Lorenzo o de Poniente. Al ser un destino y dada su importancia a nivel regional, es Gijón es considerada como la capital de la Costa Verde asturiana.
  • Villaviciosa: está al este de Gijón y la ciudad se encuentra junto a su ría homónima, que ambos lados de su cauce deja las imponentes rasas de Selorio y Les Meriñes. Amplias extensiones de pumaraes, arboledas de manzanos típicas de Asturias, son sello de la tierra de Villaviciosa. Además de ellas, el tridente formado por San Salvador de Valdediós, la iglesia de Santa María y su convento monacal son su elemento patrimonial más importante, siendo reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Otros monumentos de interés son la iglesia de San Salvador de Fuentes y la de Santa María de la Anunciación. Tazones, un importante puerto asturiano, y Poreñu son dos de sus pueblos más curiosos.
  • Ribadesella: principal destino en el alquiler de casas rurales, se encuentra junto a otros dos concejos muy visitados, como el de Llanes y Cangas de Onís. La ubicación de Ribadesella es difícilmente igualable: el Cantábrico por un lado, los Picos de Europa por el otro y, además, con la desembocadura del río Sella. El rió más famoso de Asturias y muy utilizado como escenario para todo tipo de deportes de riesgo que van desde piragüismo hasta rafting. De hecho, el Descenso Internacional del Sella se celebra en este concejo. Otras actividades como la espeleología, el senderismo o la escalada completan la oferta de ocio. La UNESCO también ha reconocido su Cueva de Tito Bustillo como Patrimonio de la Humanidad, así como son igualmente destacables las huellas de dinosaurio que se conservan especialmente en Tereñes.
  • LLanes: concejo “muy noble y leal villa”, título que ostenta, Llanes se encuentra en la costa cantábrica, al este de Ribadesella y con los Picos de fondo al sur. Las mejores playas de la Costa Verde de Asturias están en su parte de litoral: desde la famosa playa de Gulpiyuri hasta otras como la de Torimbia o la playa de Cuevas del Mar. Esto, unido a su excelente conservación patrimonial hacen que sea otro de los destinos principales del Principado. Destacan el palacio del conde de la Vega del Sella, el torrexón de los Posada, la basílica de Santa María del Concejo o la capilla de Santa María de la Guía.
  • Cangas de Onís: al sur de los dos anteriores, Cangas de Onís comienza a los pies de los Picos de Europa y se abre camino a través de sus laderas, con más de 2.000 hectáreas del parque dentro de sus dominios y un paso intermedio por lugares tan emblemáticos como el Santuario de Covadonga o la Santa Cueva. Ya en su parte más alta, esperan el Lago de Enol, Bricial y el de Ercina, junto con los miradores de entrelagos y del príncipe; además de sus Minas de Buferrera. No es de extrañar que la antigua capital del Reino de Asturias sea el máximo exponente del turismo rural, tanto por entorno como por lugares de interés. Dos claros ejemplos son la iglesia de la Santa Cruz y el famoso puente romano de Cangas de Onís, ambos con la categoría de Monumento Histórico Artístico.
  • Cudillero: al otro extremo de Asturias, este concejo es otro de los puntos turísticos de la tierra gracias a su capital: Cudillero, un pequeño pueblo pesquero tradicional muy conocido a nivel nacional por sus casas de colores. Es una de las fotos más típicas del territorio asturiano.
Tampoco olvides que puedes visitar alguno de los pueblos ejemplares de Asturias, como Lastres, Colombres, Bueño, Torazo, Navelgas o Villar de Vildas. Por otro lado, la asturiana es una cocina muy rica y reconocida, que va desde productos típicos de la zona hasta recetas tradicionales e inconfundibles. Con los verdes valles de la cordillera por un lado y las profundas aguas del Cantábrico por el otro, cuentan con una materia primera de calidad original que combina mariscos y pescados, con carnes, lácteos, frutas y hortalizas. De estas últimas nace precisamente el plato estrella de Asturias: la fabada asturiana, preparada a base de habas y embutidos como el chorizo o la morcilla. La sidra, otro producto de origen asturiano, también se genera a partir de una fruta cultivada en sus tierras, la manzana. A estos alimentos y recetas de raíz agrícola hay que sumarle una gran variedad procedente de la actividad ramadera y pesquera de la zona. Por ejemplo, los quesos asturianos no solo son uno de sus productos con más tradición sino que además se le atribuyen más de 42 variedades a la cultura asturiana. El cabrales es uno de los más conocidos a nivel nacional e incluso cuenta con denominación de origen europea. La carne gobernada, los callos a la asturiana y una gran variedad de embutidos como el pantruque o el sabadiego completan la carta en lo referente a productos cárnicos; mientras que la merluzas a la sidra o el besugo a la chopa son algunos de sus platos de origen pesquero. Con tanta comida, ¿te ha entrado el hambre? No te vayas de Asturias sin probar como mínimo la fabada y la sidra, para que no tengas excusa te dejamos los nombres de algunos de los mejores restaurantes de la provincia. Casa Marcial, en Parres, es una apuesta segura para saborear productos originales de la tierra asturiana cocinados de manera tradicional.  Por otro lado, el Restaurante La Ferrada en Noreña, la Casa Gerardo en Carreño y Casa Belarmino en Gozón suponen otras tres grandes opciones para convertir tu escapada rural en una salida gastronómica. Pese a contar con la cordillera Cantábrica como principal escollo, poner pie en Asturias no te resultará difícil. De hecho, podrás hacerlo por el medio que prefieras: coche, autobús, tren, barco o avión. Por carretera, las dos principales autopistas que conectan la provincia asturiana con el resto de España son la AP-66, que arranca en León y llega hasta Gijón pasando por Oviedo; mientras para viajes desde Galicia o Cantabria es la A-8 la que conecta Gijón con ciudades como Torrelavega o Lugo, con pasos por Avilés en su vertiente oeste y Ribadesella en la del este. Hacerlo en bus te pondrá en una situación principal, pues esos son los principales acceso; igualmente parecido será a nivel de costes, ya que un billete de ida para un trayecto Madrid-Gijón te costará en torno a 40€. Deberás consultar horarios y disponibilidad antes, eso sí. Más sencillo sería si piensas en llegar en tren, ya que Asturias tiene una de las infraestructuras ferroviarias más preparadas del país. RENFE es la empresa que las gestiona y su conexión engloba a ciudades como Ferrol, Santander, León, Madrid, Alicante o Barcelona. Otra entrada a Asturias es por aire, aunque solo cuenta con un puerto aéreo: el Aeropuerto de Asturias. Al ser el único cuenta con entradas diarias desde las grandes ciudades del país, como Madrid, Barcelona o Sevilla. Finalmente, la última vía de acceso es la marítima, dada la cantidad de puertos de la Costa Verde. Sin embargo, por su ubicación geográfica esta será la opción menos práctica a no ser que salgas de algún destino del norte como San Sebastián o La Coruña.

Turismo rural en Asturias y lugares con más encanto

  • Santa Cueva de Covadonga: insertada en una gruta del Monte Auseva es uno de los lugares más simbólicos de la provincia. Este curioso santuario católico está compuesto por una capilla de culto a la Virgen María incrustada en el interior de las paredes del muro, en algunas ocasiones acompañada de una cascada en su parte inferior. Aparece como punto previo a la llegada al Santuario de Covadonga. Visita obligada.
  • Lagos de Covadonga: formado por dos grandes lagos, el Enol y el Ercina, a los que se les suma en tercero, el Bricial, en época de deshielo; este trío de lagos están a más de 1.000 metros por encima del nivel del mar en la parte asturiana de los Picos de Europa. En temporada alta el acceso a vehículos particulares está prohibido de 8:30 am a 20:00 pm.
  • Parque nacional de los Picos de Europa: fue el primer espacio protegido de España en 1918 y ha sufrido varias ampliaciones hasta extenderse entre las provincias de Asturias, León y Cantabria. Desde julio de 2003 es además Reserva de la biosfera por la UNESCO y actualmente es el tercero más visitado del país. Ubicado en la parte central de la Cordillera Cantábrica, glaciares, una flora que combina varias especies de árboles atlánticos, una de las faunas más diversas de España y montones de rutas senderistas componen este área protegida. Descubre más sobre los Picos de Europa y la ruta del Cares en nuestro blog.
  • Parque natural de Somiedo: comprendido en el interior del municipio homónimo y también en la Cordillera Cantábrica, este parque natural contribuye en el verde imperante del paisaje asturiano. Es habitado por dos singulares grupos culturales como los vaqueiros de alzada y los xaldos.
  • Parque natural de Redes: también Reserva de la biosfera por la UNESCO, conserva la mayor biodiversidad de Asturias. Desde mamíferos hasta aves, anfibios e incluso peces. En cuanto a la flora, predominan las formaciones de haya y robles.
  • Parque natural de Las Ubiñas - La Mesa: con el mismo reconocimiento internacional que el anterior a este parque natural hay que sumarle a su elevado valor medioambiental su alto valor arqueológico. Los Abrigos Rupestres de Fresnedo, los yacimientos de la Vía de La Carisa y las fortificaciones del Homón de Faro, junto con el Camino Real del Puerto de la Mesa, un antiguo sendero, son sus grandes alicientes.
  • Naranjo de Bulnes: dentro del parque nacional de los Picos de Europa, este pico calcáreo es uno de los más conocidos de las cordillera Cantábrica, pese a no ser el más alto. Alcanza los 2519 metros de altura y sus paredes son uno de los principales lugares de escalada.
  • Torre Cerredo: esta sí, la más alta de la cordillera Cantábrica gracias a sus 2648 metros. La ascensión a su cima está catalogada como “Poco Difícil Inferior” y desde lo más alto puede contemplarse todo el macizo Occidental y la Garganta del Cares.
  • Desfiladero de la Hermida: formado por las gargantas del río Deva en el macizo de Ándara puede presumir de paredes que llegan a superar los 600 metros de altura a lo largo de sus 21 kilómetros de longitud. Es el desfiladero más largo de España.
  • Mirador del Fitu: en lo alto de la Sierra del Sueve esta antigua atalaya de hormigón ofrece una de las mejores panorámicas del territorio asturiano: el mar Cantábrico, los verdes valles y prados asturianos y los picos más altos de la cordillera.
  • Bufones de Pría: forma parte del concejo de Llanes, cerca de Llames de Pría, y está reconocido como parte del Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias. Cuando la marea sube forma una de las imágenes más bellas de la provincia, con chorros de aire a través de su orificio que pueden elevarse hasta los 10 metros de altura.
  • Playa de Gulpiyuri: la playa más conocida de Asturias. A medio camino entre Llanes y Ribadesella es también Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias y además monumento natural desde 2001. Esta curiosa playa se encuentra en el interior de la tierra, y el agua que la baña se filtra a través de la cueva que la separa del mar. Incluso se ha llegado a proponer su condición de mar, lo que le haría ser el más pequeño del mundo. Un fenómeno muy peculiar que no puedes perderte.
  • Playa de San Lorenzo: una de las más frecuentadas de la provincia, al ser la principal playa urbana de Gijón. Más de 1,8 kilómetros de arena en la parte litoral de la capital gijonense.
  • Playa del Silencio: esta playa de moderada ocupación, no cuenta con acceso sencillo, haciéndola perfecta para combinar un día de senderismo con uno de playa. Está en el concejo de Cudillero, es espacio protegido y su principal atributo son los acantilados que la rodean.
  • Playa de Torimbia: como las tres anteriores, esta también está integrada en el Paisaje Protegido de la Costa Oriental de Asturias y se encuentra a los pies de las sierra de Cuera con un acantilado en uno de sus extremos, algo que le da un gran valor medioambiental.
  • Termas romanas de Campo Valdés: en el siglo I fueron unos baños públicos de origen romano que forman parte del yacimiento arqueológico de Cimadevilla.
  • Parque de la prehistoria de Teverga: es uno de los parques de arte rupestre más reconocidos a nivel mundial, en el parque se representan las cuevas de Altamira, Chauvet, Tito Bustillo y Covaciella, entre otras.
  • Museo del Jurásico: este museo asturiano conserva los restos encontrados de dinosaurios que habitaron en la zona siglo atrás, en la última parte del Jurásico. Reúne una muestra de más de 8.000 fósiles y tiene una fuerte orientación didáctica.

Casas rurales para dos personas

Casas rurales para ir con niños

Casas rurales que admiten perros