Alojamiento en Jaca

Selección de Apartamentos en Jaca

Encuentra apartamentos más baratos en Jaca

Concentra todos los apartamentos en Jaca en una misma pantalla. Aquí encontrarás más de 100 webs en una y todos apartamentos por días en la zona del Valle de Aragón. Compáralos fácilmente y ahorra hasta un 30% en tu reserva. Escápate al mejor precio, con alojamiento en Jaca y alrededores desde 34€/noche. Ese es el precio por el que se pueden pasar unos días o un fin de semana en rodeado de las cotas más altas del Pirineo aragonés como las del Parque Natural Valles Occidentales o del Pico Viñamala. Esta ciudad del norte de Huesca se encuentra a más de 800 metros de altura y a muy pocos kilómetros de la frontera con Francia; por lo que buscar apartamentos baratos en Jaca es una excelente opción si te gusta hacer senderismo o la nieve. De hecho, cerca de la comarca de La Jacetania se encuentran algunas de las estaciones de esquí más populares del país, como Astún, Candanchú o Formigal. En Jaca podrás combinar ambas pasiones a la perfección e incluso añadir la parte cultural; pues su Castillo de San Pedro y la Iglesia de San Caprasio son, entre otros, dos monumentos jaqueses que merece la pena visitar. Incluso puedes alojarte cerca de ellos, si así lo deseas, pues aquí encontrarás desde apartahoteles en Jaca hasta apartamentos de particulares a lo largo de toda la ciudad. Nuestra gran virtud es que reunimos el alojamiento vacacional de más de 100 webs en una misma pantalla para que te sea más fácil compararlos y encontrar ver cuáles son los más baratos. Booking, Airbnb Jaca, Wimdu, entre otros, completan nuestra selección de apartamentos; de modo que no te perderás ninguna opción. Ahora ya nos conoces a nosotros, ¿quieres ver también lo mejor de Jaca?

Conoce lo mejor de Chaca

Jaca, en la provincia de Huesca, es una ciudad realmente influyente a lo largo de la historia. En la época prerromana ya fue la capital de los iacetanos, con Iacca como nombre original, y más adelante, fue la primera capital del Reino de Aragón y también la primera en manifestarse a favor de la república. Y lo fue por su ubicación estratégica en las faldas pirenaicas, como punto de vigilancia desde el valle de Aragón. Es por ello que los dos estilos arquitectónicos más comunes en Jaca son el Románico, extendido en prácticamente todo el territorio, y el Modernismo, que entró con fuerza a principios del siglo XX. Hoy, fruto de un pasado tan intenso, todavía se conservan algunas de esas construcciones de origen románico como, por ejemplo, la Catedral de Jaca, el Puente de San Miguel, la iglesia de Santa María o el famoso sarcófago de Doña Sancha, que contiene los restos de las tres hijas del Rey Ramiro I. De su pasado modernista, con el arquitecto Francisco Lamolla como máximo exponente, conserva los edificios que envuelven sus calles; especialmente en la zona del Ensanche. Entre ellos, cientos de apartamentos vacacionales rodeados de tradición y que te permitirán pasar unos días en Jaca como si fueses un jaqués más. Muchos de ellos, propiedad de dueños particulares y ubicados en la misma calle Mayor u otros lugares del casco antiguo; pero también apartahoteles conocidos ya por muchos. Entre los más populares de Jaca te destacamos algunos de ellos para que sepas por dónde empezar:

  • Apartamentos Satse: conocido por el nombre del sindicato, el nombre real de este complejo es Apartahotel & Spa Jacetania y se encuentra en la calle doctor Marañón, junto al Hospital de Jaca. Abierto en 2012, el edificio es muy funcional y completamente equipado con parking, piscina, WiFi y restaurante. Cuenta con habitaciones tanto para familias y grupos como para parejas. Además, es una opción perfecta para los amantes del esquí, ya que se halla a media hora en coche de la estación de Candanchú y a menos de 30 kilómetros de Astún.
  • Apartamentos Cambras: en plena calle Mayor, su gran diferencia es que cuentan con solarium propio y una piscina exterior con vistas al centro histórico de la ciudad. Paralelamente equipados con cocina, TV y Wifi; además de habitaciones con capacidad de 2 a 6 personas. Con distancias muy similares al anterior respecto a las principales estaciones de esquí oscenses, es una excelente opción para quienes no dispongan de vehículo propio; dado que está cerca del centro.
  • Apartamentos 3000: en el extremo suroeste de la ciudad, estos están ubicados en la calle Doña Infanta Sancha; una zona con decenas de restaurantes y tiendas tradicionales. Como lo dos anteriores, cuenta con piscina; pero, a diferencia de ellos, este admite perros y mascotas en general. Con un aspecto algo más rústico, disponen de cocina equipada y sofá-cama y TV en el salón.
  • Apartamentos Altur 5: cerca de la famosa Ciudadela, están localizados en plena Avenida Jacetania; una de las zonas más populares de Jaca. Sin embargo, cuentan con diferentes edificios en toda la ciudad, por lo que la ubicación es realmente flexible. Algunos de ellos tienen pista de tenis o pádel; pero todos están equipados con piscina, calefacción central y todos los servicios necesarios.
  • Apartamentos Sol y Nieve: está justo enfrente de la Ciudadela de Jaca, en la calle Santa Orosia. Con una ambientación muy rústica, tanto por fuera como por dentro, ofrecen una estancia muy acogedora y con parking propio. Además permiten la entrada a mascotas y cuentan con gimnasio propio. Como todos, está a pocos kilómetros de las grandes estaciones de esquí del Pirineo aragonés occidental.

Turismo alternativo en el Valle de Aragón

Por su localización en un entorno natural tan impresionante como el pirenaico, además de una estética medieval que combina a la perfección; Jaca es un destino líder en los meses de invierno. La temporada alta en la capital de La Jacetania se inicia en diciembre y se extiende hasta finales de marzo o principios de abril; dependiendo de la duración de las nevadas. Porque esa es otra de sus grandes atracciones, dado que está rodeada de estaciones de esquí como la de Astún, en su término municipal, y otras cercanas como las de Candanchú, Formigal o Panticosa. Muchos eligen los apartamentos en Jaca por su proximidad, algo que eleva el precio medio del alojamiento hasta un 30% durante la temporada de esquí. De hecho, ha sido elegida en varias ocasiones como escenario deportivo de referencia. A sus espaldas lleva dos Universiadas de invierno, en 1981 y 1995; e incluso un Festival Olímpico de la Juventud Europea en 2007. Ahora bien, el encanto de Jaca se extiende a todo el año y los eventos deportivos de impacto internacional no cesan ni durante los meses más calurosos. Jaca ha sido en varias ocasiones escenario del Tour de Francia en el mes de julio, así como de la Vuelta Ciclista a España a finales de agosto o principios de septiembre. Y es que en verano, con el incremento de las temperaturas y la ausencia de nieve en sus cimas más altas, deja ver la belleza del Valle de Tena. Este es un destino que promueve el turismo activo, de experiencias. Desde rafting hasta ascensiones, trekking, cicloturismo y MTB. Siempre en el contexto natural del Valle de Aragón, con el Parque Natural Valles Occidental en el horizonte y picos como los del Macizo de Balaitús o Viñamala. Además, entre mayo y octubre es el momento más económico para conocer Jaca y sus alrededores; cuando el precio medio se sitúa en mínimos, más de un 15% por debajo de lo normal.

Apartamentos para dos personas

Apartamentos que admiten perros

Apartamentos para ir en familia

El Castillo de San Pedro y otros lugares importantes

  • Ciudadela de Jaca: es una fortaleza pentagonal de traza italiana; con fosos, un puente levadizo y amplios espacios verdes que fue conocida como el Castillo de San Pedro hasta el siglo XIX. Mandada a construir por Felipe II en el año 1952, como medida defensiva contra los franceses. Forma parte del Patrimonio histórico de España, es Bien de Interés Cultural y una de las excusas para hacer el Camino de San ()tiago.
  • Fuerte de Rapitán: ubicado sobre una pequeña elevación en la entrada al valle del río Aragón, fue construido en el siglo XIX. Con una ubicación estratégica y con el grueso del fuerte enterrado, tenía una intención puramente defensiva, pese a que nunca llegó a ser puesto a prueba. Es Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España.
  • Torre del Reloj: en pleno casco histórico de la ciudad, fue levantada en 1445 siguiendo unos patrones arquitectónicos de estilo gótico civil. Anteriormente pasó por una etapa en la que se usó como carcel, por lo que es también conocida como la Torre de la Cárcel.
  • Catedral de San Pedro: fue una de las primeras catedrales de estilo románico de España. Se construyó en el siglo XI con el objetivo de consolidar la ciudad como enclave estratégico del camino de peregrinación a Santiago de Compostela. Es sede de la diócesis de Jaca.
  • Museo Diocesario: junto al claustro de la anterior, este pequeño museo jaqués exhibe una colección de arte religioso de la diócesis de Jaca, con inicio en el románico y final en la edad moderna. El elemento central de la muestra es la pintura mural románica y gótica originaria de otras parroquias de la diócesis, descubiertas desde 1960.
  • Iglesia de San Carpasio: construida a principios del siglo XI, esta pequeña iglesia medieval fue dedicada a Sam Carpasio, un santo galo-romano muy relacionado con quienes recorrían el Camino de Santiago en la Edad Media. Con su arquitectura románica lombarda, forma parte del Patrimonio de la Humanidad por su vínculo con el Camino y, en España, es también Bien de Interés.
  • Museo de Miniaturas Militares: con más de 35.000 piezas de plomo en su colección, este museo exhibe las miniaturas recolectadas por Carlos Royo-Villanova desde los años 60. Todas a una escala de 1:87, equivalente a unos 20 milímetros de altura.
  • Puente de San Miguel: es uno de los pocos de origen medieval que se conservan en todo el Pirineo aragonés. Desde 1943 es Monumento Histórico-Artístico y en la actualidad, además, Bien de Interés Cultural gracias a su excelente estado de conservación.
  • Paisaje protegido de San Juan de la Peña y Monte Oroel: con una parte en el término municipal de Jaca, fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1920. Además del conjunto paisajístico de la zona, en él destacan la peña Oroel y el monasterio de San Juan de la Peña; elementos que le dan nombre.
  • Monasterio de San Juan de la Peña: está cubierto por una enorme peña de la que adquiere el nombre. El edificio principal es de estilo románico, aunque en él se combinan elementos de otras épocas como una iglesia mozárabe o el panteón real y capillas barrocas. En él yacen los cuerpos de varios Reyes de Aragón, por lo que es un lugar muy emblemático a nivel autonómico.
  • Iglesia de Santa María: a 16 kilómetros de Jaca, en Santa Cruz de la Serós, esta iglesia formó parte de una antigua abadía benedictina medieval del siglo XI, siendo el único elemento que se conserva de ella. Hoy, forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, al estar incluida en el recorrido del Camino de Santiago. A nivel nacional es, además, Bien de Interés Cultural.
  • Ermita de Sarsa: originalmente en Villar de la Sarsa, un antiguo pueblo emplazado en las faldas de la Peña Oroel y que fue abandonado en 1970; sus restos fueron trasladados a Jaca dos años después para preservarlos. Se estima que fue construida en el siglo XII y su estética responde al estilo románico rural de pequeñas iglesias de la época.
  • Monasterio de Santa María de Iguácel: también cerca del Camino, esta iglesia románica se encuentra dentro de La Jacetania, en Larrosa. Fue una de las primeras iglesias aragonesas con cabecera semicircular, un recurso muy reproducido a partir de entonces a lo largo de la comarca. Es Bien de Interés Cultural.
  • Monasterio de San Adrián de Sásave: a día de hoy únicamente se conserva la iglesia románica de aquel complejo que sirvió como sede del primer obispo del condado de Aragón. Fue construída en el siglo IX y se encuentra en el Valle de Lubierre, del municipio de Borau.
  • Estación de esquí de Astún: es la única en el municipio jaqués, a 33 kilómetros de la ciudad. Cuenta con un total de 50 kilómetros esquiables; repartidos en 5 pistas verdes, 18 azules, 23 rojas y 10 negras. Es una de las opciones que ofrece esta fracción del Pirineo aragonés junto a su vecina Candanchú, Formigal y Panticosa.

Gastronomía jaquesa y restaurantes populares

Influenciada por su ubicación en las faldas del Pirineo aragonés, la gastronomía jaquesa tiene como base principal los ingredientes cultivados y criados en sus tierras. Es por ello que las frutas y las hortalizas juegan su papel en preparaciones típicas a lo largo de todo Aragón como la ensalada ilustrada o el Recao de Binéfar e incluso de otros productos con Denominación de Origen como el la Cebolla Fuentes de Ebro, el Melocotón de Calanda o el Aceite del Bajo Aragón. Sin embargo, el ingrediente base de los platos más tradicionales de la zona es la carne, dada la abundancia de la caza de la liebre o la perdiz, entre muchos otros. Ésta puede ser tanto cocinada como utilizada para la elaboración de embutidos como el jamón de Teruel o el Ternasco de Aragón, ambos con D.O. En cuanto a la cocina, recetas como el cordero a la pastora o la chireta son muy populares. Aún así, también el queso, los huevos e incluso algún tipo de pescado pueden degustarse de manera tradicional en la cocina de La Jacetania. A veces, incluso combinados, como es el caso del congrio a la bilbilitana; un pescado muy típico en Aragón acompañado de huevos camperos como los de Ulle y Altoaragón. En cuanto a quesos, la variedad es también muy alta; así como su calidad, ya que son típicas aragonesas las variedades del queso de Tronchón, el queso Xortical y el queso Flor de Aspe. Todo lo anterior siempre acompañado por alguno de los vinos con Denominación de Origen aragonesa; ya sea el Somontano, el Cariñena o cualquier otro. Por último, en todo el territorio aragonés está igualmente muy extendida la repostería y la elaboración de dulce tradicionales como, por ejemplo, las frutas de Aragón, el pastel ruso o los lazos de Jaca, típicos de la ciudad. Para probarlos todos después de un largo día de senderismo, de esquí o de turismo cultural; puedes visitar algunos de los restaurantes jaqueses más populares y recuperar fuerzas con una comida completa. Como recomendaciones principales, el restaurante La Cadiera, el restaurante Corbacho y el restaurante Casa Martín son las tres opciones más tradicionales de Jaca.

Accesos a la comarca de La Jacetania

La ciudad oscense de Jaca, por sus especiales condiciones geográficas, sólo cuenta con un única vía de entrada, que es por carretera. Por supuesto hay diferentes maneras de hacerlo, pero la más habitual y cómoda es claramente el coche propio. Generalmente por la carretera E-7, o Ruta europea, que se inicia en Zaragoza y finaliza en la localidad francesa de Pau. Además, cuenta estés ya en Jaca, esa misma será la que deberás tomar si deseas ir a las estaciones de esquí de Candanchú o Astún. Por otro lado, en un sentido más horizontal, las N-260 y N-240 te permitirán acceder a la ciudad jaquesa si viajas desde los otros extremos pirenaicos, ya sea Pamplona al oeste o Aínsa al este. Paralelamente estos trayectos pueden cubrirse en autobús si no se dispone de vehículo personal, ya que existen conexiones habituales con las ciudades de Huesca y Zaragoza. De hecho, esta es una buena opción para aquellos que necesiten viajar en avión, ya que los Aeropuertos de Huesca y Zaragoza son los más cercanos a Jaca. En realidad, lo es el Aeródromo de Santa Cilia-Los Pirineos, a sólo 20 kilómetros de Jaca; sin embargo, éste es de uso privado y deportivo. Ya en la ciudad, para ir desde tu alojamiento a cualquier otro punto, dispones de un bus urbano de recorrido circular que te llevará desde el Hospital, en el norte, al polideportivo, en el sur; con lo que podrás moverte de manera cómoda por toda la ciudad.

Otros destinos pirenaicos

Ahora ya conoces todo lo necesario para tu estancia jaquesa, además de ya haber encontrado los mejores apartamentos por días en Jaca. Sin duda, esperamos haberte ayudado a encontrar el que estabas buscando y que pases unos días excelentes en el Valle de Aragón. Ahora, antes de terminar, te dejamos otros 5 destinos cercanos a Jaca, también en los Pirineos, por si te animas a hacer una ruta entre ellos o si te sirve de inspiración para futuras escapadas pirenaicas.

  • Benasque: con una estética realmente encantadora, este pequeño municipio te atrapará. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Benasque.
  • Cerler: está junto al anterior y cuenta con su propia estación de esquí. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Cerler.
  • Vielha: más al este, se encuentra en plena frontera y en uno de los puntos más altos del Pirineo. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Vielha.
  • Baqueira: uno de los destinos de esquí más conocidos a nivel nacional. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Baqueira.
  • Andorra: un lugar único entre dos países y con una amplia oferta en deportes de nieve. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Andorra.