Alojamiento en Fuerteventura

Selección de Apartamentos en Fuerteventura

Más apartamentos vacacionales en Fuerteventura para ti

Elige entre todos los apartamentos en Fuerteventura con un clic. Sólo aquí tienes 100 webs en una, con sus alquileres vacacionales clasificados por precio. Compáralos fácilmente y encuentra los apartamentos más baratos de la isla. Deja de buscar por separado y reserva aquí tu alojamiento en Fuerteventura. Con nosotros no sólo ganas tiempo y dinero, sino también variedad. Buscando aquí podrás alojarte dónde quieras en la isla majorera, ya sea en Corralejo, en El Cotillo, en Jandía o en Puerto del Rosario, la capital de la isla. Tienes miles de apartamentos vacacionales en Fuerteventura por elegir, ya que esta es una isla muy bien preparada para recibir turistas durante todo el año. Un destino óptimo sea cual sea el momento del año, con un clima envidiable y un entorno natural de valor incalculable. El Parque Natural de Betancuria, el Parque Natural de Jandía o el Monumento Natural de los Cuchillos de Vigán son los grandes responsables de la belleza de la isla; junto con playas impresionantes como la de Cofete, Sotavento o La Concha. A pesar de lo que puedas pensar, para conocer todos estos sitios no será necesario hacer ningún gran esfuerzo económico, ya que tanta cantidad de apartamentos por días se traduce en la posibilidad de encontrar alojamiento barato en Fuerteventura. Pasar unas vacaciones en las Canarias jamás había sido tan sencillo, así que no esperes más y aprovecha este momento para elegir donde alojarte. Nosotros te ayudaremos con el ahorro, ya que el precio destacado siempre será el más bajo; por lo que en todo momento estarás viendo los apartamentos más baratos en Fuerteventura. Sin embargo, el lugar lo eliges tu y eso será fundamental para conocer de cerca las tradiciones y la gastronomía isleñas, como un majorero más. Desde conocer cómo se preparan las tradicionales jareas para conservar el pescado hasta degustar las famosas papas arrugadas canarias con su mojo picón. Una isla única y que merece ser conocida, aunque sea con un viaje express de un fin de semana.

Conociendo la isla canaria más antigua

Fuerteventura es con gran probabilidad la isla más particular del archipiélago canario. No por ser la más extensa, sino por ser geológicamente la más antigua de todas ellas. Además, también es la más cercana al continente africano, quedando a 97 kilómetros de su costa. es la isla más cercana a las costas africanas, solo la separan del continente africano 97 kilómetros. A pesar de haber pasado por numerosas erupciones volcánicas que la han llevado a ser una de las islas más áridas de su archipiélago, es igualmente la más llana fruto de la fuerte erosión que ha sufrido con los años. Así, en ella se pueden encontrar desde zonas volcánicas como Malpaís de la Arena o Malpaís Grande y Chico; otras de montaña como el Montaña de Tindaya o el Pico de la Zarza; y zonas llanas de gran valor como el Saladar de Jandía o las dunas de Corralejo. Muchos de ellos, espacios naturales con un valor medioambiental tan elevado que están protegidos; llegando a un total de 13 por la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos. Un número tan elevado en tan poco espacio que la isla entera fue declarado reserva de la biosfera en su totalidad. Más aún, teniendo en cuenta que 77 de los 326 kilómetros de la costa majorera; siendo especialmente bellas las de la Península de Jandía. Aunque ha sido el conjunto lo que ha llevado a Fuerteventura a ser un importante destino turístico, sin duda sus playas han tenido un papel protagonista en el proceso. Gracias a su belleza, la popularidad de Fuerteventura se ha incrementado en los últimos años y ya es uno de los más buscados en los meses de verano. Por eso mismo cuenta con un extensa oferta de alojamiento vacacional a lo largo de toda la isla. Podrás dormir en la zona que más te guste; aunque si aún no lo tienes del todo claro, nosotros te explicamos un poco lo mejor de cada lugar.

  • Caleta de Fuste: muy cerca del Aeropuerto de Fuerteventura y también de Puerto del Rosario, capital de la isla; es un importante centro turístico. En él se encuentra una de las playas más seguras de la isla, al estar protegida del viento y oleaje; por lo que suele ser frecuentada por familias. Cerca de ella se encuentra el Castillo Caleta de Fuste. Esta es una zona de gran actividad comercial y ocio, tanto diurno como nocturno. Además, su ubicación estratégica en el centro de Fuerteventura hace que sea una buena opción para alojarse y conocer tanto el norte como el sur.
  • El Cotillo: situado al noroeste de la isla, es un pequeño pueblo pesquero que concentra lo mejor de la isla pese a sus reducidas dimensiones. Playas de gran calidad como la playa de La Concha, Los Lagos o Los Charcos; que ofrecen, además, los atardeceres más bellos de Fuerteventura. Todo ello, acompañado de una tradición marinera que sigue muy viva a día de hoy. Sin duda, la opción más tranquila que puedas encontrar.
  • Corralejo: es otro de los grandes núcleos turísticos majoreros. Este se halla en el extremo norte de la isla, frente a la Isla de Lobos. Además de una gran variedad de apartamentos vacacionales y todos los servicios necesarios cuenta con las dunas más grandes del archipiélago; recogidas en el Parque Natural de Corralejo. En sus aguas y las más próximas a ella se registran las mejores olas del costa majorera, siendo un importante destino para surfitas de todo el mundo.
  • Costa Calma: junto al istmo de La Pared que dividió la isla en dos siglos atrás, esta localidad ocupa la cara este de la costa majorera. Junto a ella se encuentra una de las playas más conocidas de Jandía, la de Sotavento, con más de 9 kilómetros de extensión. Esta es escenario habitual de deportes sobre tabla como el windsurf o el kitesurf, llegando a ser sede del Campeonato del Mundo de ambas disciplinas año tras año. Además, a pocos kilómetros de ella queda el famoso Oasis Park de Fuerteventura.
  • Morro Jable: es el referente del sur de la isla, con más disponibilidades de apartamentos vacacionales. Está en la Península de Jandía y su principal atractivo es la playa del Matorral, pegada al Saladar de Jandía; una de las zonas de mayor valor natural de Fuerteventura. Además, combina un precioso paseo marítimo y un casco antiguo encantador con una importante propuesta de ocio nocturno en sus bares y pubs.

Unas vacaciones en el paraíso majorero

Las Canarias guardan muchas similitudes con el paraíso y Fuerteventura no hace más que llevarlas incluso un poco más allá. La majorera es, sin duda, una isla muy bella y que multiplica su esplendor durante el verano. Por eso, este es uno de los destinos vacacionales más importantes del país, con una temporada alta muy localizada en el mes de agosto, con unos precios que pueden llegar a multiplicarse por 10. A pesar de contar con una gran oferta de alojamiento turístico, su condición de isla hace que la reserva del apartamento vacacional deba cerrarse con tiempo de antelación. Especialmente para tener más posibilidades de encontrar opciones más económicas. Fuerteventura cuenta con un gran abanico de playas espectaculares y muy extensas. Sin ir más lejos, sólo las playa de Cofete y Sotavento ya ocupan más de 20 kilómetros de la costa majorera. Esta última destaca, además, por ser un importante punto de encuentro para practicantes del windsurf y del kitesurf. Aunque las más populares para disfrutar de estos deportes son las del norte, que cuentan con olas certificadas como World Class. Así, la playa de Isla de Lobos, la playa del Moro o la zona de Acid Drop son algunos de los lugares con mejores olas. La isla majorera es tierra de experiencias, tanto marinas como terrestres. Tal y como sucede con sus vecinas o Menorca, Ibiza, Formentera y Mallorca en el otro archipiélago. Por eso, una alternativa mucho mejor de precio para conocer Fuerteventura es visitarla fuera de los meses de verano, pues la condiciones climáticas siguen acompañando a la perfección. Son muchos los lugares que merecen ser conocidos además de sus playas, desde la Península de Jandía hasta la Isla de Lobos; pasando por los Cuchillos de Vigán, el Parque Rural de Betancuria o la zona volcánica de Malpaís de la Arena. De hecho, primavera y otoño es probablemente el mejor momento, ya que las temperaturas, como los costes, son mucho más benévolas. Ambos tocan fondo en invierno, cuando la ocupación es muy baja y es posible encontrar apartamentos hasta un 900% más baratos. Por ello, disfrutar de los famosos carnavales canarios en la isla de Fuerteventura es una alternativa muy interesante.

De la Isla de Lobos a la Península de Jandía

  • Isla de Lobos: separada de Fuerteventura por el estrecho de la Bocaina, es una pequeña isla de unos 6 kilómetros cuadrados que forma el Parque Natural del Islote de Lobos. Está al noreste de la isla majorera y su nombre proviene de la gran cantidad de lobos marinos, o focas monje, que habitaban sus aguas. Destaca por sus preciosas playas y ofrecer, además, un paisaje perfecto para ir de excursión.
  • Cueva del Llano: es uno de los tubos volcánicos más antiguos de las Canarias, con más de un millón de años de historia. Formado tras la erupción del volcán Montaña Escanfraga, supera los 600 metros de longitud; aunque de ellos únicamente pueden recorrerse los primeros 400. Puedes encontrarla en el pueblo de Villaverde, al norte de la isla.
  • Montaña Sagrada de Tindaya: también al norte de Fuerteventura, este es uno de los lugares más emblemáticos de la isla. Nace en el Llano de Esquinzo y asciende hasta los 400 metros de altura. Además del valor natural, tiene un importante interés patrimonial dada su gran concentración de grabados rupestres. Más de 300, obra de los primeros aborígenes majos, que la consideraban un sitio sagrado.
  • Calderón Hondo: es una importante zona volcánica que supera los 50.000 años de edad. Está formada por varios volcanes, uno de los cuales conserva un cráter de 70 metros de profundidad. Desde esta cima, además, se obtienen una estupendas vistas del horizonte majorero, formado en gran parte fruto de la actividad pasada de este y otros cráteres. Una excelente opción si te gusta el senderismo.
  • Malpaís de la Arena: muy similar a los anteriores, el volcán de la Arena se encuentra rodeado de un impresionante mar de lavas con un gran valor medioambiental. El volcán conserva dos cráteres unidos en su cima, situada más allá de los 400 metros. Ocupando un área total de 900 hectáreas, la flora y la fauna de la zona es tan característica que está protegido bajo la categoría de Monumento Natural.
  • Península de Jandía: es una de las tres grandes penínsulas de la islas Canarias, al sur de Fuerteventura. Dada la lejanía de los focos volcánicos del norte y el centro de la isla, éstos no llegaron a fusionarse con el de Jandía, mientras sí lo hicieron entre ellos. El resultado es el Istmo de la Pared, un espacio llano y arenoso que los une, además de una composición mineral diferente. Llegó a superar los 530 kilómetros cuadrados, por los 200 actuales.
  • Pico de la Zarza: está envuelto dentro del Parque natural de Jandía, nombre por el que también se el conoce, y es la cota de mayor altitud de Fuerteventura. Como el anterior, ofrece un terreno perfecto para la práctica de senderismo, pasando junto al Saladar de Jandía y terminando a más de 800 metros.
  • Parque Natural del Istmo de la Pared: es el terreno de transición entre la zona volcánica de Jandía y el resto de la isla de Fuerteventura. Recibe el nombre de una antigua muralla que recorría este estrecho de este a oeste, dividiéndolo en dos. Este muro forma un importante yacimiento arqueológico con origen en el siglo XV.
  • Parque Natural de Corralejo: está ubicado en el municipio homónimo y en él se encuentran las dunas más extensas del archipiélago canario, formadas de manera natural y orgánica. En total, más de 2.600 hectáreas de arena que llegan a unirse con las aguas del Atlántico; dejando un horizonte espectacular ante la vista.
  • Parque rural de Betancuria: en el lado opuesto, al oeste de la isla, y también recibiendo el nombre de su municipio; este parque rural engloba todo el Macizo de Betancuria. Además de la belleza de la zona, tiene un importante valor científico por ser un importante afloramiento del Complejo Basal de la islas. También en él se conservan grandes depósitos con un alto valor histórico, en lo que es conocido como el Monumento Natural de Ajuy.
  • Mirador astronómico de Sicasumbre: situado en el municipio de Pájara, junto al Monumento Natural de Montaña Cardón, fue el primer mirador astronómico de la isla. Una isla que, de hecho, fue declarado como Reserva Starlight dada su poca contaminación lumínica. La zona está equipada de soportes para telescopios y cámaras fotográficas de uso público, así como indicaciones para ver las constelaciones.
  • Playa de Sotavento: con más de 9 kilómetros de extensión, es la playa más reconocible de la isla. Esta playa virgen es generalmente nudista y se encuentra dividida en algunas partes bien diferenciadas. Por un lado, La Barca y Risco del Paso son muy populares en el mundo del windsurf y del kitesurf; mientras que Mirador, Malnombre y Los Canarios son para un público más convencional.
  • Playa de Cofete: en el lado opuesto de la Península de Jandía, esta playa combina a la perfección con el entorno natural del Macizo Montañoso que la rodea. Es incluso más extensa que la anterior, llegando a los 12 kilómetros de longitud, y habitualmente azotada pro fuertes corrientes, por lo que es importante bañarse con cuidado.
  • Playa del Matorral: también conocida como playa de la Solana o del Saladar, está ubicada en la misma península que la anteriores, en el municipio de Morro Jable. El valor añadido de esta playa es la presencia del saladar de Jandía, una vez más con un paisaje natural de gran interés. Cuenta con Bandera Azul y es muy frecuentada por surfistas. Para conocer otras playas de Fuerteventura que no puedes perderte, visita nuestro blog.
  • Oasis Park Fuerteventura: inaugurado en 1985, es un extenso zoológico y jardín botánico de más de 780.000 metros cuadrados. Unas dimensiones que lo colocan con el mayor de las Canarias y uno de los más grandes de Europa. Concentra más de 6.800 especies, entre las que destacan el dromedario o la suricata.
  • Villa Winter: en la faldas del Macizo Montañoso de Jandía, es una casa diseñada por Gustav Winter en 1946. Es protagonista de muchas leyendas majoreras, algunas de ellas relacionadas con la Segunda Guerra Mundial como base de aprovisionamiento o refugio para dignatarios alemanes tras el conflicto.
  • Casa de los Coroneles: situada en La Oliva, al norte de la isla, es una antigua mansión del siglo XVII. Fue concebida como residencia oficial del coronelato, poder militar y civil que gobernó la isla con régimen de señorío. Con un estilo tradicional, es Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España.

Apartamentos para parejas

Apartamentos para ir con niños

Gastronomía majorera y mejores restaurantes

Como en el conjunto de las Islas Canarias, la gastronomía majorera está muy centrada en productos marinos, obtenidos directamente de las aguas del Atlántico. Sin embargo, los animales terrestres también juegan un papel relevante en la cocina de Fuerteventura. No sólo como materia prima, sino como fuente de otros ingredientes clave en la cultura gastronómica de la isla. Uno de ellos es, sin duda, la leche de cabra, que es la base del famoso Denominación de Origen Queso Majorero, con varios reconocimientos en su haber. Además, la carne de la propia cabra o baifo da lugar a platos típicos como el puchero majorero; un cocido de carne de cabra y verduras. Sin embargo, lo más tradicional es de origen marino y va desde la lapas hasta el pescado. Las primeras son un molusco que se incrusta en las rozas de la isla y sólo disponible en momentos puntuales; mientras que de pescado hay muchos tipos diferentes, aunque generalmente conservados mediante la técnica ancestral de la jarea. Uno de los más típicos es el Sancocho, una receta que combina lo mejor de la isla. En este plato, el propio pescado va acompañado de otros elementos típicos de la gastronomía majorera como las papas, las batatas, mojo picón y gofio. Este último, a base de harina de trigo, puede servirse como acompañante pero también como postre, siendo uno de los más extendidos. Otro dulce muy característico de Fuerteventura es la fachenda, que combina desde huevos hasta leche, almendras y azúcar. Sabiendo esto, ya tienes la base necesaria para acercarte a algún restaurante majorero y disfrutar de una comida muy local. Si necesitas algunas ideas sobre lugares a los que ir, nosotros te recomendamos la Casa Marcos, un bar gastronómico que ofrece deliciosas tapas de autor, el restaurante La Vaca Azul, en el muelle viejo del Cotillo, o La Jaira de Demian, en la capital de la isla.