Apartamentos turísticos en Salamanca

Selección de Apartamentos en Salamanca

Tu alojamiento en la ciudad del Tormes, más barato

Hay miles de alojamientos en Salamanca capital esperándote. Explora la ciudad del Tormes como nunca antes reservando cerca de la Plaza Mayor, la Catedral, o a unos minutos de la Casa de las Conchas. También tienes apartamentos céntricos en la Calle Toro, la más comercial, y pisos cerca de la Universidad. Con el alquiler vacacional, puedes dormir más barato y además con una experiencia más auténtica y personalizada. Salamanca, en Castilla y León, es Patrimonio de la Humanidad además de una ciudad universitaria de renombre mundial. Por eso, durante la temporada alta y debido a la gran demanda, dormir en Salamanca se puede convertir en una tarea difícil si no se planifica con suficiente tiempo. Elegir el alojamiento correcto para ti te asegurará una estancia fantástica, y por eso en Hundredrooms comparamos más de 100 webs para encontrarte siempre el mejor precio del mercado. Los apartamentos por días o habitaciones, estudios o incluso albergues juveniles son la opción cada vez más elegida por turistas y grupos de estudiantes que llegan a disfrutar a esta maravillosa ciudad. Posee una de las Catedrales más bellas de España y un casco antiguo para perderse en la Historia, pero no es el único de sus encantos. Salamanca tiene una vida nocturna y un ambiente tan animado que hacen que sea el destino favorito para viajar de cada vez más jóvenes y parejas que buscan una escapada romántica. Además, su legado cultural y mitológico es interminable: desde el Lazarillo a La Celestina, desde la rana en la fachada al tesoro bajo la concha… Déjate llevar por la historia y leyendas y empieza a planear tu viaje a Salamanca un fin de semana. La mejor opción, sobre todo si vas a visitar la ciudad con un grupo de amigos o familiares, es que optes por un apartamento en el centro. ¿Serás capaz de encontrar la rana sobre la calavera? ¿Encontrarás el tesoro que se esconde bajo una de las conchas de la casa de las conchas?

Mejores zonas para dormir en el centro

Los apartamentos turísticos en el centro son la mejor opción si quieres estar cerca de los lugares de interés principales. Salamanca es una ciudad pequeña, por lo que resulta bastante fácil moverse a pie entre los diferentes puntos. Si llegas en coche, tienes alojamientos con parking incluido que te ahorrarán la tarea de buscar aparcamiento cada día. Por otra parte, si quieres dormir cerca de las facultades porque vas a visitar a alguien, también tienes apartamentos vacacionales desde 49€ cerca de la estación de autobuses y la Plaza Volta y Plaza del Oeste. Ten en cuenta que en Salamanca los inviernos son muy fríos, de hecho es bastante usual que nieve y las calles se tiñan de blanco en los meses más fríos. Asegúrate de encontrar un piso con calefacción durante esa época del año. También encontrarás alojamiento cerca de la Plaza Mayor desde 38€, y lo mejor es que tienes a menos de un minuto muchas tiendas, restaurantes y cafeterías para tomar un chocolate caliente. Y si prefieres una zona más tranquila, junto al río Tormes y cerca del Puente Romano también tienes alquileres vacacionales que te ofrecerán una experiencia más cercana culturalmente y más flexible que los hoteles. ¿Y si estás pensando en realizar una escapada romántica y estás buscando dónde alojarte con tu pareja? El alquiler de estudios en Salamanca es probablemente la mejor opción para ti si buscas un alojamiento a un precio razonable y céntrico. Para viajar en familia, nada mejor que un apartamento de dos dormitorios donde os sentiréis como en casa. Además, dentro del centro histórico tienes numerosas opciones de áticos y pisos con terraza desde 75€ para los que no quieran renunciar a su espacio al aire libre.

Cuándo ir a la capital salmantina

Para visitar Salamanca en la mejor época del año, si queremos tener en cuenta las condiciones climáticas, viaja durante los meses de abril a junio. Desde enero a marzo son los meses más fríos, por lo que podrías encontrar nevadas y temperaturas bajo cero. Durante el mes de mayo el precio desciende hasta un 36% con respecto a otros meses de forma que es la época perfecta para hacer una escapada y alquilar un apartamento barato y en pleno centro. Encontrarás alojamientos desde 24€/noche. Además, en el mes de abril se celebra el Lunes de Aguas, la fiesta más popular de Salamanca que siempre se hace el primer lunes después del de Pascua. Hoy en día los habitantes de la ciudad se acercan al río Tormes a comer, beber y celebrar durante todo el día. El origen de esta fiesta popular es bastante peculiar, ya que se trataba de una fiesta pagana relacionada con la prohibición de la lujuria y el desenfreno durante el periodo de cuaresma, para después festejar el final del periodo de abstinencia y penitencia. Y no es la única fiesta de Salamanca, puesto que también se celebran numerosas fiestas de las facultades de las universidades, novatadas y otras ferias durante todo el año. Además es un destino en alza para celebrar despedidas de soltero debido al animado ambiente joven de la ciudad. El mes de octubre también es ideal para visitar la capital salmantina, porque puedes encontrar alojamientos vacacionales desde 32€/noche y no hace demasiado frío todavía.

Cómo llegar

Generalmente los viajeros eligen el coche para llegar a Salamanca. Si vienes desde Madrid, llegarás por la A-50 pasando por Ávila. Desde el sur, toma la A-66 por Cáceres y Béjar. Desde Valladolid, la capital castellano leonesa, entrarás por la A-62. También está muy bien conectada con líneas de tren y autobuses. Desde Madrid-Chamartín hasta la estación de Salamanca tardarás solo dos horas, y también hay vías hasta otras ciudades grandes como Lisboa y Oporto. El autobús es otra de las formas más económicas de viajar a Salamanca. Y para llegar desde un destino no nacional, el aeropuerto de Madrid es el más cercano, aunque luego tendrás que hacer un segundo trayecto hasta Salamanca en alguno de los transportes mencionados. Una vez allí, podrás recorrer la ciudad a pie, que es la mejor manera de moverse por alli.

Alquiler de estudios, b&bs y albergues para grupos

La Plaza Mayor, la Catedral y todos sus patrimonios

Es fundamental que te hagas una guía con los lugares imprescindibles que ver en Salamanca, ¡así no te perderás nada!

  • Plaza Mayor de Salamanca. Lo primero que deberías visitar es la Plaza Mayor, una de las más bonitas de España sin ninguna duda. Es el corazón de la ciudad y el núcleo de la vida social de sus habitantes. Data del siglo XVIII y los edificios que la rodean tienen ese estilo barroco tan particular que no encuentras en ninguna otra plaza de España. El Ayuntamiento de Salamanca es el edificio que domina la plaza desde su posición privilegiada.
  • Catedral Nueva y la Catedral Vieja. En cualquier mapa de Salamanca turístico se destacan como lugares de interés la Catedral Nueva y la Catedral Vieja. La Catedral Nueva se acopló junto a la Vieja, y en su promoción tuvieron un papel fundamental los Reyes Católicos.
  • Casa de las Conchas. Uno de los edificios más conocidos, es la Casa de las Conchas, que debe su nombre a las 300 conchas de su fachada. El palacio urbano se construyó en el siglo XV y alberga hoy la biblioteca municipal. Justo delante se encuentra la Universidad Pontificia con sus famosas torres de la Clerecía, con más de 200 escalones. Desde lo alto de las mismas, se podrá ver desde su serenidad la Salamanca joven y llena de vida.
  • Universidad. Este ritmo, lo marcan alrededor de 40.000 estudiantes de las 2 universidades. Los edificios se reparten por toda la ciudad. Fundada en 1218, la Universidad de Salamanca (USAL) es la más antigua del país. Las clases hace décadas que no se imparten en el edificio histórico de la universidad que ahora parece más bien un museo. Algunas aulas, del siglo XVI, recuerdan a una iglesia por sus bancos, los cuales en su día, fueron una innovación, cuando en Europa, lo normal era sentarse en el suelo.
  • La rana en la fachada. La historia de la rana de Salamanca es una de las más populares entre locales y turistas. En la fachada de la Universidad de Salamanca se encuentra -algo camuflada- la figura de una rana. Se asegura que al afortunado que la encuentra, le dará suerte para aprobar los exámenes. Pero detrás de la leyenda urbana hay otra historia. Y es que esta ranita se encuentra sobre una calavera que representa la muerte derivada de la lujuria.
  • Casa Lis. Por fuera, la Casa Lis atrae todas las miradas. Es el museo de Art Noveau de la ciudad, el más visitado de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. En su interior, se pueden apreciar una colección de obras modernistas así como figuras de cristal y bronce. Las estatuas criselefantinas recuerdan a personajes mitológicos u orientales.
  • Casa-Museo de Unamuno. Es la célebre casa donde vivió Miguel de Unamuno durante los años que fue rector de la Universidad de Salamanca, y se ha conservado como tributo. Se encuentra a unos 100 metros de la Catedral de Salamanca.
  • Puente romano. También se le conoce como Puente Mayor del Tormes, formaba parte de la famosa Vía de la Plata y se ha convertido en un verdadero icono de la ciudad. Se piensa que su construcción comenzó con el emperador Augusto, y finalizó durante la época de Trajano, en la segunda mitad del siglo I. Lo encontrarás bajando por las Catedrales hacia el Río Tormes.
  • Convento de las Dueñas. Lo que más merece la visita es su claustro de estilo renacentista y la portada, de lo más fotografiado. También hay una Iglesia en su interior, construida a mediados del XVI. Se encuentra en Plaza del Concilio de Trento.
  • Huerto de Calixto y Melibea. Uno de los lugares con más encanto de Salamanca es el Huerto de Calixto y Melibea. Se trata de unos bonitos jardines muy románticos donde se piensa que se basó la historia de La Celestina de Fernando de Rojas. En la entrada, una estatua recuerda a la popular alcahueta de esta obra literaria.
  • Torres de la Clerecía. También se las llama La Clerecía de Salamanca. Comprende una parte de la Universidad Pontificia de Salamanca (en el antiguo colegio). Las otras dos partes son la Iglesia y la Residencia. En su interior puedes visitar los retablos de oro y el claustro, además de la fachada exterior. La encontrarás bajando por Calle Rúa Mayor o Calle Meléndez desde la Plaza Mayor.
  • Lonja de Salamanca. En cuanto a mercados y ferias tradicionales de la zona, la lonja de Salamanca es una de las más célebres.
Además, hay muchas cosas que hacer en Salamanca en un fin de semana. Por ejemplo, tomar un helado en el Café Novelty, encontrar la rana en la fachada, ir de compras en la plaza del Liceo, subir a las torres de la Catedral, visitar la cueva de Salamanca, ver el Palacio de la Salina, ir de tapeo, comprar un botón charro y por supuesto salir a disfrutar la fiesta salmantina de noche. Volverás de Salamanca con recuerdos imborrables, eso seguro. "Salamanca, que hechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivencia han gustado", escribía Cervantes. Esta misma cita está inscrita en la Plaza Mayor, sorprendiendo a todos sus visitantes. Salamanca es una ciudad con un patrimonio cultural único en España. Se ha relacionado a diversas obras literarias y escritores y pensadores célebres con la capital salmantina, ya sea porque vivieron allí o porque las obras se basan en lugares salmantinos que aún hoy mantienen la magia de esas páginas viva. El más conocido por supuesto es el Lazarillo de Tormes, una obra que nació en Salamanca. El misterio de su autoría sigue estando presente en las calles salmantinas, donde sin duda ha dejado huella. Incluso hay un monumento al Lazarillo junto al puente romano, a la entrada de la ciudad. Otra de las obras que han dejado su impronta en la ciudad es La Celestina de Fernando de Rojas. El Huerto de Calixto y Melibea se ha convertido en uno de los lugares más visitados de la ciudad, tanto por turistas como por simples románticos en la búsqueda de un rincón donde declararse. Otra curiosidad sobre la ciudad es la de una de las calles más conocidas de Salamanca: la calle Tentenecio. Cuentan que San Juan de Sahagún caminaba por ella cuando un enorme toro que corría enloquecido le embistió. A ello Sahagún le gritó: ¡tente, necio! y el toro se paró. De ahí su nombre.Como ves, hay todo tipo de historias y leyendas que rodean a la ciudad del Tormes. El arte urbano del Barrio del Oeste también merece una visita. Y es que este barrio se ha convertido en uno de los más visitados de la ciudad. Sus más de quinientas puertas de garaje lo han convertido en el lienzo al aire libre perfecto, ¡toda una galería urbana! Tiene hasta aplicación para móvil para conocer las obras y hasta para crearte una ruta con tus favoritas. Y si quieres hacer excursiones por la provincia, los mejores pueblos de Salamanca para visitar son Béjar, Candelario, Guijuelo, o Brincones.

Pisos baratos en la capital salmantina

Comer y beber: mejores sitios para salir

Encontrar restaurantes para comer bien en Salamanca no será un problema. Al tratarse de un destino turístico de gran relevancia, la oferta gastronómica es muy extensa. Lo típico de la ciudad es en sus noches de primavera y verano salir de tapas. Hay restaurantes típicos como el restaurante Tapas 2.0 o muy cerca de la Universidad Pontificia el Restaurante Ruta de la plata. En cuanto al importe, Salamanca goza de toda una variedad de categorías y precios en lo que se refiere a encontrar donde comer, sitios baratos y de gran calidad y otros más elegantes con comidas más formales y copiosas. Tanto si vas a visitar Salamanca en familia o con tu pareja en San Valentín, es una ciudad que te ofrecerá lo que necesites. Las visitas gastronómicas están cada vez más de moda y Salamanca no se queda atrás. Si quieres saber dónde comer la típica cocina charra o salmantina, toma nota porque tienes muchas buenas opciones. En Casa Paca por ejemplo tienes las mejores chuletillas de cabrito a la brasa del mundo entero. Y si eres goloso, ríndete a su parfait de chocolate y helado de turrón. Los mejores restaurantes en Salamanca según tripadvisor son el Mencia, Vinodiario, Cuzcobodega, o Cala Fornells Restaurante. El bar Tío Vivo en la calle Clavel debe ser un must en tu agenda. ¡Parada obligatoria! Vale la pena solo por su fabulosa decoración interior llena de caballitos de carrusel y trajes típicos en las paredes. Es de lo más original que encontrarás en Salamanca.

Destinos similares

En nuestro país hay muchos destinos con un casco antiguo que merece la pena visitar. Son lugares ideales para una escapada cultural llena de historia, gastronomía, enoturismo y relax. Además, con los apartamentos por días es más fácil que nunca reservar una escapada de fin de semana. Estas son las capitales de provincia españolas que te encantarán si te atrae Salamanca:

  • Cáceres. Es una preciosa ciudad con uno de los conjuntos monumentales medievales mejor conservados de todo el mundo. Todo un tesoro esperando ser descubierto.
  • Segovia. El acueducto romano es su icono más emblemático, uno de los monumentos más conocidos de España. Pero Segovia es mucho más: te espera una buena gastronomía y las mejores experiencias culturales.
  • Toledo. La Ciudad de las Tres Culturas es también un destino cultural fantástico, no te puedes perder el Alcázar, la Catedral, o el Monasterio de San Juan de los Reyes.

Apartamentos céntricos para parejas