Alojamiento en Panticosa

Selección de Apartamentos en Panticosa

Apartamentos más baratos en Panticosa por elegir

Más apartamentos en Panticosa para tu escapada al Valle de Tena. Aquí tienes 100 webs de alojamiento diferentes en una, olvídate de buscar una por una y encuentra apartamentos a pie de pista hasta un 30% más baratos fácilmente. Disfruta de la nieve con un alojamiento en Panticosa al mejor precio. Un destino realmente popular en invierno por el entorno que envuelve a este municipio de la comarca de Alto Gállego, pero más aún por la estación de esquí de Panticosa. En pleno Pirineo aragonés, esta es una de las más visitadas durante la temporada de nieve y el motivo principal para buscar apartamentos baratos en Panticosa. Este municipio oscense incrementa su visibilidad turística año tras, por lo que la disponibilidad de alojamiento es cada vez mayor. Tanto en invierno como también en verano, época en la que sale a relucir lo mejor del Valle de Tena. Un encanto que se inicia con los Ibones de Sabocos y de Asnos para terminar cerca de los 3.000 metros de altura en el Monumento natural de los Glaciares Pirenaicos. Por eso, el alojamiento en Panticosa te permitirá meterte de lleno en un entorno natural maravilloso, como un panticuto más; y, si viajas en invierno, disfrutar además de una estación de esquí y de un balneario conocidos por todos a nivel nacional. Y todo ello de forma económica, ya que aquí tienes todos los apartamentos por días de Airbnb, Booking Panticosa, HomeAway y Wimdu en un mismo sitio. Compara sus características, ubicaciones y precios para quedarte con el alojamiento vacacional perfecto en menos tiempo.

Conoce este municipio del Alto Gállego

Panticosa es un pequeño municipio de apenas 1.000 habitantes y ubicado en la comarca de Alto Gállego, en la provincia de Huesca. Con casi 100 kilómetros cuadrados de extensión el pleno Pirineo aragonés, concretamente se asienta en la confluencia de los ríos Bolática y Caldarés, un lugar conocido como el Valle de Tena. Precisamente es su localización la que hace de Panticosa un destino especial, rodeado de algunos de los paisajes más bellos del territorio nacional. Paisajes que esconden los famosos ibones aragoneses, como el Ibón de Tebarray o el Ibón de Bachimaña Alto, tras pronunciadas colinas como las de el Pico de las Escuellas o los Picos del Infierno. Un entorno conocido como el de los Glaciares Pirenaicos y que tiene la categoría de Monumento natural. Además del alto valor paisajístico de la zona, otros dos elementos agregan todavía más interés a este municipio de Alto Gállego: el balneario y la estación de esquí de Panticosa. Sin duda, los dos atractivos turísticos más importantes de la zona. Gracias a ellos, Panticosa se convierte en uno de los referentes durante los meses de invierno, siendo muy buscado entre los amantes del esquí y otros deportes de nieve. Sea cual sea el motivo de tu escapada a Panticosa, elegir un buen alojamiento será muy importante para la calidad de tu estancia; por ello, aquí te dejamos una pequeña lista con los tres apartamentos turísticos más recomendados del municipio.

  • Apartamentos Panticosa: una de las mejores opciones. Estos apartamentos a pie de pista te permitirán dormir a sólo 200 metros de la estación de esquí. Ofreciendo, además, servicio de guardaesquíes. Por otro lado, están completamente equipados con TV, cocina, WiFi e incluso balcón propia con las mejores vistas del Pirineo aragonés.
  • Apartamentos Casa Morlans: a una distancia similar de las pistas de esquí, también son muy populares dentro de Panticosa. Estos apartamentos cuentan con habitaciones familiares que incluyen desde TV hasta un salón-comedor, cocina y dos baños privados. Disponen de restaurante y bar, así como de WiFi gratutito.
  • Apartamentos Argualas: un poco más alejados de las pistas que los anteriores, estos apartamentos resultan una opción igualmente perfecta. A los servicios de WiFi, TV, cocina, lavadora, etc.; hay que agregarle la disponibilidad de piscina. También cuenta con parque infantil propio, por lo que son idóneos para viajes con niños.

La temporada de esquí en el Valle de Tena

Como todo el Pirineo aragonés en general, Panticosa tiene su temporada alta principalmente en los meses de invierno. La presencia de la estación de esquí de Panticosa, hace que la demanda se concentra entre los meses de diciembre y marzo, provocando un incremento del 20% en el precio medio del alojamiento durante ese periodo. Miles de esquiadores apuestan por los 40 kilómetros esquiables de Panticosa como lugar para practicar su habilidades sobre la nieve, sabiendo que podrán alternarlo además como jornadas de desconexión en las cálidas aguas termales del Balneario de Panticosa. Eso justifica un pico tan pronunciado que puede dejar la sensación de que el resto del año no es buen momento para visitar el Valle de Tena. Esto, lejos de la realidad, no es así y incluso con el buen tiempo este es un destino que vale la pena conocer de cerca. Sin la nieve propia del invierno, Panticosa cambia los esquís por las zapatillas de senderismo. Muchas de las mejores rutas de la zona tienen salida en el propio balneario y se extienden el Pico Baciás, Gran Facha, Ibones Ordicuso o una circular más avanzada hasta los Picos de los Infiernos. Alternativas diferentes pero igualmente interesantes para descubrir esta parte del Pirineo aragonés con el cielo despejado y paisajes de fotografía. Y de manera más económica, ya que a pesar de mantener una actividad importante a medida que aumentan las temperaturas, la demanda es muy inferior. Por ello, entre abril y noviembre el precio por noche de los apartamentos cae cerca de 20% respecto a la media anual.

Apartamentos para grupos

Apartamentos que admiten mascotas

El Monumento natural de los Glaciares Pirenaicos y otros lugares

  • Estación de esquí de Panticosa: una de las más populares del país. Casi 40 kilómetros esquiables repartidos en un total de 45 pistas. Éstas quedan están formadas por 6 verdes, 16 azules, 17 rojas y 5 negras; ofreciendo una importante variedad para la práctica del esquí. En ella se celebran eventos y fiestas continuamente para el entretenimiento de los esquiadores.
  • Baños de Panticosa: a 8 kilómetros del pueblo, obtiene sus aguas medicinales de las seis fuentes de la zonas; la Fuente de San Agustín, Tiberio, La Laguna, Fuente de la Belleza, Fuente del Carmen y Azoada. Sus edificios del Casino, de las Termas del Tiberio o los templetes de las Fuentes conservan su estilo historicista, hecho por el cual fue declarado Conjunto de Interés Turístico Nacional.
  • Valle de Tena: uno de los valles más extensos y bellos de los Pirineos. En él se asienta el pueblo y el municipio de Panticosa. Combina altas cimas como el Gran Facha o Argualas con embalses en sus zonas más llanas, el Lanuza o el Búbal.
  • Ibón de Tebarray: situado ligeramente más abajo que su pico homónimo, cuya cima está en los 2.916 metros de altura, supera los 25 metros de profundidad en ciertos puntos. De ese pico procede la mayor parte del agua, que se acumula tras cada deshielo. Está permitido bañarse, aunque las temperaturas no invitan a ello.
  • Ibón de Sabocos: bastante más abajo que el anterior, a unos 1.900 metros de altura, tiene una profundidad similar y comparte zona con el Ibón de Asnos. Este lago de origen glaciar se encuentra rodeado por el Pico Verde y la Peña Sabocos, que le da nombre.
  • Ibón de Bachimaña Alto: a más de 2.200 metros y entre el Pico Serrato y el Pico Chuans, este lago llega prácticamente a las 40 hectáreas de superficie. En su interior pueden observarse pequeñas islas e incluso es hogar de la trucha. 600 metros más abajo se encuentra el embalse bajo de Bachimaña, de menores dimensiones.
  • Picos del Infierno: es un conjunto formado por tres picos muy cercanos, todos ellos por encima de los 3.000 metros y unidos por una cresta que puede ser atravesada por senderistas avanzados. El Pico del Infierno Occidental, el Pico del Infierno Central y el Pico del Infierno Oriental son estas tres cimas y se encuentran a lo largo del GR-11.
  • Monumento natural de los Glaciares Pirenaicos: con más de 16.000 hectáreas protegidas, este área se encuentran entre los 2.700 y los 3.000 metros por encima del nivel del mar. Incluye zonas como el Parque natural Posets-Maladeta o el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido; picos como el Macizo Balaitús o el Pico Viñamala; y varios glaciares originados durante la edad de hielo.
  • Parque Faunístico Lacuniacha: en él se conserva una colección de aquellas especies que habitan o en algún momento habitaron los Pirineos. El recorrido supera los 4 kilómetros y contiene más de 120 animales en la zona del antiguo bosque de La Pinosa; con más de 21 especies y de la cual pueden entrar o salir en cualquier momento.
  • Mirador de San Mamés: ubicado en la orilla del embalse de Lanuza, este mirador ofrece una vista panorámica increíble de esta zona del Valle de Tena. Se llega a él tras un pequeño paseo de poco más de medio kilómetros saliendo desde Sallent de Gállego.
  • Ermita de Santa Elena: ubicado en lo alto de un promontorio junto a la Foz de Santa Elena, este templo se encuentra pocos antes de llegar a Panticosa. Fue construido en 1221 en una zona ya sacralizada desde la Prehistoria, época de la que datan algunos dólmenes de la zona.
  • Fuerte de Santa Elena: cerca del anterior, esta enorme fortaleza militar se localiza en la parte más alta del monte Santa Elena, a oeste del río Gállego. Ha sido destruido y reconstruido en varias ocasiones, por lo que su valor histórico es alto. En la actualidad, es Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España.

Platos típicos y restaurantes panticutos

La gastronomía panticuto, como reflejo la tradición culinario del Pirineo aragonés, está muy basada en los productos cultivados en la tierra de sus montañas. Especialmente verduras y carne a ganado criado entre los verdes prados de la zona. Por ejemplo, el famoso ternasco de aragón, carne de cordero joven que puede prepararse tanto asado como guisado al chilindrón. El cordero es también ingrediente principal de las típicas Chiretas; la tripa del cordero rellena de arroz, mollejas, pulmón, corazón y especias. Las tortetas y las migas de pastora son otras dos recetas preparadas a base de carne de la zona que debes probar. Para aquellos que prefieran alimentarse a base de verduras, los boliches son una alternativa muy arraigada en la zona del Valle del Tena. Estos no son más que una legumbre redondeada y de pequeñas dimensiones que puede servirse sola o como acompañamiento. Como acompañamiento se sirven también otros dos ingredientes locales como las senderuelas, las trompetillas o el tomate rosa. Por último, antes de pasar al dulce, es también destacable la calidad de los quesos del Pirineo aragonés, con el queso de oveja Flor del Aspe como uno de los más galardonados a nivel nacional. Todo ello siempre acompañado por una buena copa de vino de algún Denominación de Origen aragonés: Bajo Aragón, Ribera del Jolica, Valdejalón, etc. Y, de postre, los crespillos, hechos a base de hoja de borraja rebozada, son el plato estrella para cerrar la comida. Para probarlos durante tu estancia en Panticosa, te recomendamos visitar el Mesón Sampietro, el restaurante El Embalse, La Era de Berdon o la Tasca Berchilles, estos dos últimos en Tramacastilla.

Accesos principales a Pandicosa

Este municipio de Alto Gállego únicamente tiene un acceso y es por carretera. La A-136 es la única que transita junto al pueblo de Panticosa, por lo que es imprescindible llegar hasta Biescas para tomarla en dirección al Embalse de Búbal. Para llegar a la localidad biesquense deberás tomar la N-260, conocida como el eje Pirenaico, que se inicia en Portbou y cruza los Pirineos de este a oeste; por lo que será la mejor opción si sales del este peninsular. Con un recorrido similar por las faldas pirenaicas, la N-240 une Bilbao con Tarragona y es la alternativa ideal para quienes salgan del oeste y otra más para quienes viajan desde el este. Por el sur, la E-7 se inicia en Zaragoza y, previo paso por Huesca, finaliza en Jaca después de pasar por Sabiñánigo, que es el pueblo anterior a Biescas. De hecho, es el Aeropuerto de Huesca el más próximo a Panticosa, por lo que en caso de requerir de necesitar un avión para acceder a la provincia oscense, esa será la puerta de entrada más conveniente. Tanto si después de decides por coger un bus o alquilar un coche propio. Esta última opción te permitirá visitar estaciones de esquí cercanas y mayor flexibilidad a la hora de realizar excursiones en la zona. Igualmente dispondrás de ambas opciones para llegar a los Baños de Panticosa, ya que está ubicado a las afueras del pueblo.

Otros destinos de nieve en los Pirineos

Si tienes pensado viajar a Panticosa es porque te va turismo activo, ya sean los deportes de nieve o las rutas senderistas. Por eso, aunque ya hayas encontrado los mejores apartamentos de esquí en Panticosa, a continuación te dejamos otros destinos similares que puedes encontrar a lo largo de los Pirineos para completar tu experiencia en posteriores vacaciones.

  • Cerler: también en la parte aragonesa de los Pirineos son una excelente alternativa. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Cerler.
  • Baqueira: más al este, esta estación de esquí es una de las más populares del norte español. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Baqueira.
  • Bohí-Tahull: un poco más abajo que la anterior, a pesar de ello ofrece las mayores alturas de los Pirineos. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Boí-Taüll.
  • Andorra: probablemente el destino de esquí más importante de la península. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Andorra.
  • La Molina: una de las más orientales del país y una excelente opción para conocer otra parte de los Pirineos. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en La Molina.