Alojamiento en San Sebastián

Selección de Apartamentos en San Sebastián

Compara miles de apartamentos turísticos en Donostia

Encuentra apartamentos más baratos en San Sebastián con un clic. Sólo en Hundredrooms tienes más de 100 webs en una, con miles de apartamentos turísticos en Donostia para ahorrarte tiempo y, sobre todo, dinero. Hasta un 30%. Explora el País Vasco al mejor con precio con tu alojamiento en San Sebastián. La capital de Guipúzcoa, también conocida como Donostia, es uno de los destinos más turísticos del país, por lo que también es uno de los más visitados. Por ello, los apartamentos en el centro de San Sebastián son los más codiciados, ya que la Parte Vieja de la ciudad refleja a la perfección la historia vasca. Situada a los pies del monte Urgull es una zona llena de vida y con lugares muy emblemáticos como la Basílica de Santa María del Coro o la Iglesia de San Vicente. Muchos los apartamentos turísticos en San Sebastián se concentran en ella, siendo además el lugar ideal para hacer una exquisita ruta de pintxos vascos. Cultura y gastronomía van de la mano. Con la desembocadura del río Urumea por una lado y la bahía de La Concha por el otro, los apartamentos de playa son una alternativa muy acogedora y también céntrica. Tanto si los buscas por días como si deseas pasar un fin de semana entero en tierras vascas, aquí puedes encontrar ese alojamiento en Donostia que estás buscando. Desde apartahoteles hasta otros de particulares, un amplio abanico de apartamentos repartidos en toda la costa donostiarra para que puedas elegir el que mejor se adapte a ti y a tu bolsillo. Aquí tienes todos sus alquileres vacacionales con los precios más económicos en destacado. Invierte menos tiempo en la búsqueda de tu apartamento de vacaciones y céntrate mejor en preparar la visita a esta imponente ciudad vasca.

Conoce Donostia

San Sebastián es una de las ciudades más importantes del País Vasco; capital de Guipúzcoa y también de la Eurociudad Vasca Bayona-San Sebastián.La ciudad de los nombres, ya que son muchas las variantes onomásticas de la capital guipuzcoana. Donostia y Donosti son las dos variantes más usadas en euskera; por otro lado, también es conocida como la Bella Easo, o simplemente Easo, por la creencia de que la antigua ciudad romana de Oiasso estuvo en ese lugar; Irutxulo o Hirutxulo, que proviene de los “tres agujeros” que los pescadores veían en la costa donostiarra desde el mar; y, por si fuera poco, popularmente se la conoce como Sanse, una expresión acuñada igualmente por los habitantes de San Sebastián de los Reyes. Un auténtico arsenal de sobrenombres que te dará mucha flexibilidad a la hora de referirte a ella. Sea como sea, lo importante es que San Sebastián se trata de un importante destino turístico del norte, siendo ese el principal motor económico del país. Cultura por un lado, con eventos como el Festival Internacional de Cine y la propia sociedad vasca; el patrimonio, con el Castillo de la Mota o el Peine del Viento, entre otros muchos otros elementos; el entorno, del monte Urgull y la bahía de La Concha; y, por último, una gastronomía única representada por los famosos pintxos vascos. Una combinación tan rica como extensa. Muchos estilos y propuestas en un mismo lugar; motivo más que suficiente para priorizar una zona u otra en las búsqueda de apartamentos por días. Cada una con lugares y elementos diferentes por ofrecer. Para que aciertes a la hora de elegir la ubicación de tu alojamiento vacacional, te dejamos aquí los mejores barrios de Donostia y todos sus detalles:

  • Centro: los apartamentos en San Sebastián centro son, sin duda, la mejor opción para una estancia cómoda y local. Este barrio donostiarra está compuesto por otros cuatro más históricos. La Parte Vieja es el principal, el segundo más antiguo de toda la ciudad y el poseedor del puerto pesquero. Por otro lado, Miraconcha cuenta con una ubicación privilegiado frente a la playa de La Concha y es una zona de lujo repleta de palacetes con espacios verdes. Amara Viejo, por su parte, ostenta la media de edad más elevada de San Sebastián. Por último, Riberas de Loyola es un nuevo barrio ubicado entre el anterior y el de Loyola, de muy reciente construcción.
  • Amara: dividido entre la parte vieja y la nueva, únicamente esta segunda integra lo que es conocido como el Ensanche de Amara. Es una zona también muy céntrica, a 10 minutos del centro de San Sebastián y a 20 de la gran mayoría de lugares turísticos. Es una zona tranquila, pero en la que encontrarás todo tipo de bares, restaurantes y servicios. Si te gusta el fútbol, aquí se encuentra el estadio de Anoeta, sede de la Real Sociedad.
  • Gros: junto a la playa de La Zurriola, al este del río de Urumea, esta es la opción perfecta si te va el surf o el senderismo. En su playa se dan las condiciones idóneas para la práctica de cualquier modalidad de surf, incluso en competición; mientras que un poco más al este se encuentra el monte Ulía, con rutas y vistas que te dejarán sin palabras. Destaca la presencia del Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal.
  • El Antiguo: es el más emblemático, dado que en él surgió el primer asentamiento humano. Está al oeste de la bahía de La Concha, detrás de la playa de la Ondaterra. A pesar de su origen obrero, en él se concentra la mayor parte de los apartamentos turísticos de la ciudad, suponiendo una alternativa también muy interesante. Incluye la zona de monte Igueldo, con uno de los parques de atracciones más antiguos de España y el simbólico Peine de los Vientos en su parte más costera.

La Bella Easo como destino para todo el año

La capital guipuzcoana es una opción interesante independientemente del momento del año. La gran propuesta monumental que presenta Donostia, unida a impresionante entorno natural y a su exquisita gastronomía; hacen que incluso en invierno sea un lugar atractivo de visitar. De hecho, una de sus grandes apuestas gastronómicas se inicia en mitad de enero, el miércoles antes de San Sebastián, y se extiende hasta finales de abril en lo que se conoce como la temporada del txotx. Este particular evento guipuzcoano mezcla comida y bebida, a partes iguales. Durante ese periodo, los donostiarras acuden a las mejores sidrerías de la ciudad para degustar la sidra vasca mientras picotean con los pintxos típicos de la tierra. Esta es claramente la iniciativa más llamativa de San Sebastián para romper con la estacionalidad predominante en todo el país. Por eso, los primeros meses del año suponen una oportunidad diferente de conocer esta ciudad y una de sus curiosas tradicionales… y, además, de manera económica; ya que los precios caen cerca de un 10% en esas fechas. Con la llegada del calor y el cese de la lluvias, Donostia saca lo mejor de sí y es entonces cuando se inicia su temporada alta, que va desde mayo hasta finales de septiembre. Esto se traduce en un aumento de los precios en el alquiler vacacional; aunque siempre en menor medida que otros destinos de la costa sur, situándose en este caso entorno un 20% por encima de la media anual. Durante ese periodo, la propuesta combina elementos culturales con otros simplemente de ocio, dada la presencia de playa a pesar de ser una ciudad del norte. La presencia de familias en las playas de La Concha y la Ondarreta contrastan con la afluencia de surfistas a la playa de Zurriola, donde además llegan a celebrarse competiciones de surf. Por la parte cultural, la lista es también muy extensa y tiene como cabeza de cartel el Festival Internacional de Jazz de San Sebastián, el más antiguo de España y que se celebra cada mes de julio. Otros, como el Festival de Cine en septiembre, la Quincena Musical en agosto o el Festival del Cine de Terror a finales de octubre son algunos de los más relevantes a nivel nacional, aparte del anterior.

Apartamentos para grupos o familias

Apartamentos que admiten mascotas

Apartamentos para dos personas

Lugares de interés junto a la playa de La Concha

  • Playa de La Concha: con más de 1.350 metros de extensión, esta es la mayor playa de la bahía homónima y también uno de los símbolos de San Sebastián. Desde 2007 es uno de los 12 Tesoros de España, por lo que en verano es habitual verla repleta de bañistas. Con el monte Urgull por un lado, el Igueldo por el otro y la isla de Santa Clara en el agua; las vistas desde ella realmente valen la pena.
  • Playa de La Zorriola: es la otra gran playa de la ciudad, entre el río Urumea y el monte Ulía. Con la reforma de 1994 su longitud se incrementó hasta las 800 metros y las condiciones de sus aguas son idóneas para la práctica del surf. De perfil más joven, alberga algunas competiciones deportivas y conciertos; además de ser una de las pocas playas urbanas nudistas.
  • Monte Urgull: junto a la Parte Vieja de la ciudad, esta pequeña montaña donostiarra se eleva hasta 123 metros por encima del nivel del mar. Está rodeada por el precioso paseo Nuevo y sobre ella se conservan todavía algunas fortificaciones que protegieron a la ciudad siglos atrás. Desde el polvorín de Santiago hasta las baterías de las Damas, de Bardocas, Alta de Santa Clara, Baja de Santa Clara, etc.
  • Monte Ulía: en el extremo este de Donostia, se extiende hasta el puerto de Pasajes. Gracias a sus 235 metros de altura, históricamente ha sido utilizada por oteadores, quienes avisaban de la presencia de ballenas. Hoy, está catalogado como Parque natural protegido y es un lugar perfecto para la práctica de senderismo, con unas vistas espectaculares de la ciudad como recompensa. Forma parte de los Pirineos.
  • Isla de Santa Clara: en pleno corazón de la bahía de La Concha y justo delante de su playa homónima, es una pequeña isleta de 5,6 hectáreas y 48 metros de altitud. En el pasado estuvo unida por tierra, formando una península; y, a día de hoy, cuenta con un faro y una playa propia a la que puede acceder en barco durante el verano.
  • Castillo de la Mota: en lo más alto del monte Urgull, esta fortificación fue construida a petición de Sancho el Mayor de Navarra en el siglo XII. Acompañada en sus primeros siglos por una muralla que rodeaba todo el pueblo, su uso fue principalmente defensivo. En la actualidad exhibe una colección de piezas originales como, por ejemplo, sus cañones.
  • Museo San Telmo: con una colección de piezas etnográficas y de Bellas Artes, en su interior se muestra la evolución de las sociedad vasca a lo largo de los siglos. Desde la época romana hasta Oteiza. Fue inaugurado en 1902 y su sede es un antiguo convento de frailes dominicos.
  • Catedral del Buen Pastor: es el edificio religioso más emblemático y vistoso de Donostia. Construido a finales del siglo XIX, siguiendo un estilo neogótico, es especialmente llamativa su verticalidad. Es sede de la diócesis de San Sebastián, vinculada a la archidiócesis pamplonesa.
  • Peine del Viento: al final de la playa de Ondarreta, esta obra está formada por el conjunto de tres esculturas de acero incrustadas en las rocas del mar Cantábrico. El proceso, realizado en 1976 por Eduardo Chilllida, incluyó también la modificación del entorno costero para que el impacto de las olas se sumase a su estética.
  • Puente de María Cristina: es el nexo entre las dos orillas del río Urumea, entre el barrio de Gros y la Parte Vieja. Fue inaugurado en 1905 y su construcción siguió un estilo ecléctico inspirado en el puente de Alejandro III parisino.
  • Plaza de Gipuzkoa: en pleno centro de la ciudad, su Parte Vieja, es uno de sus lugares más simbólicos. En su superficie incluye una escultura de José María Usandizaga, un templete meteorológico, una gran mesa horaria y un reloj de flores. Delante de ella, la sede de la Diputación Foral de Gipuzkoa.
  • Cristina Enea: siguiendo un estilo inglés, es considerado uno de los parques históricos urbanos más importantes del país. Su estética responde a su creador, el duque Matas; quien lo dejó en herencia al Ayuntamiento con la condición de que no se alterase en el futuro.
  • Alderdi Elder: ubicado entre la playa de La Concha y el Ayuntamiento de San Sebastián, es uno de los mayores espacios verdes de la ciudad. Una refrescante zona que combina las vistas de la bahía con los árboles Tamarindos que lo poblan.
  • Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal: diseñado por Rafael Moneo, este gran complejo arquitectónico incluye un auditorio y varias salas, lideradas por una enorme gran sala de cámara. Formado por dos grandes cubos, fue inaugurado en 1999 con un aspecto realmente llamativo.
  • Palacio de Miramar: con un ubicación privilegiada entre las playas de Ondarreta y La Concha, este edificio presume de unas vistas increíbles de la bahía; de ahí su nombre. De estilo inglés y color rojizo, data de 1893 y es Bien de Interés Cultural.
  • Albaola Factoría Marítima Vasca: en Albaola, al otro lado del monte Ulía y cerca de Pasaia, se exhibe una réplica del Galeón San Juan, uno de los primeros buques de carga diseñados en Euskadi durante el siglo XVI para la pesca ballenera.
  • Eureka! Zientzia Museoa: es un centro interactivo donde tomar contacto con el mundo de la ciencia y la técnica a partir de la manipulación de objetos y experimentos. Todo ello además de un observatorio astronómico y un péndulo de Foucault, entre otras muchas atracciones.
  • Chillida-Leku: no muy lejos de Donostia, en Hernani, el mismo artista concentró gran parte de su obra en este museo. Formado principalmente por un caserío rodeado de jardines y bosques, fue cerrado en 2010 por problemas económicos; aunque volvió a abrir sus puertas en 2018 de la mano de Hauser & Wirth.
  • Parque de atracciones Monte Igueldo: en lo más alto del monte homónimo, lleva más de 100 años abierto desde que abrió en 1912. De sus atracciones destaca la Montaña Suiza, la montaña rusa en funcionamiento más antigua del mundo.Es posible acceder a él con el Funicular de Igueldo, en un recorrido con 151 metros de desnivel.
  • Aquarium: a los pies del monte Urgull y frente a la bahía de La Concha, se dedica a la muestra de distintas especies marinas que pueden encontrarse en el mar Cantábrico, además criaturas de otras aguas cálidas del planeta y exposiciones pesqueras del la zona.

Gastronomía donostiarra y restaurantes recomendados

En Donosti se come bien, muy bien. Con influencias de la exquisita gastronomía vasca, cuyo plato estrella es conocido por todos: los pintxos vascos. Salir de bar en bar probando sus tapas junto a un zurito o sidra vasca es deporte nacional en la capital guipuzcoana, especialmente si viajas durante la temporada del txotx. El popular “pintxo-pote”, por otro lado, es una iniciativa para promocionarlos durante todo el año con una ruta low cost cada jueves. La mayoría de este tipo de establecimientos están concentrados en la Parte Vieja, por lo que es relativamente sencillo ir de uno a otro. Al menos, al principio. Entre ellos, destacamos el bar Txepetxa, el Tamboril, el Ganbara o el bar Néstor. Este último, de hecho, es uno de nuestros 10 bares de pintxos vascos favoritos. Apúntate también el Txubillo, un bar diferente de pintxos vasco-japoneses realmente originales. Pero la gastronomía vasca va mucho más allá de los pintxos, no en vano es la comunidad autónoma con mayor número de estrellas michelín. Y es San Sebastián la ciudad del mundo que más concentra por metro cuadrado Los más reconocidos son el restaurante Akelarre de Pedro Subijana y el Martín Berasategui en Lasarte y Arzak, ya a las afueras. Con razón Donostia ha sido elegido como el mejor destino para los amantes británicos de la gastronomía, según los lectores de la revista “Which”. Para comidas más terrenales, encontrarás otros platos típicos igualmente deliciosos como el Txangurro, preparado dentro del propio caparazón de un cangrejo migratorio; el Bacalao a pil pil, una receta muy extendida en tierras vascas; el Marmitako, con una base de bonito a atún blanco; o la Tortilla de bacalao. Unas preparaciones que dejan entrever cuál es el ingrediente más usado en la capital guipuzcoana, el pescado. Y de postre, una porción de Pastel vasco.

Accesos y movilidad en San Sebastián

San Sebastián, a pesar de su importancia a nivel turístico y económico en el país, es una ciudad que no destaca por su infraestructura de comunicaciones con otros puntos de España. En primer lugar, no es posible llegar por mar, independientemente de la presencia del puerto donostiarra. Por ello, tierra y aire son las dos únicas puertas de entrada a esta ciudad costera. Aún así, la opción del avión tampoco es la más popular, dado su reducido tamaño y la ausencia de compañías de bajo coste. En la actualidad, únicamente Iberia y Vueling operan en el Aeropuerto de San Sebastián; con vuelos diarios a Madrid y Barcelona. Por ello, la carretera sigue siendo el acceso que mayor flexibilidad permite. Hacia el sur, la A-1 y la AP-1 la conectan con otras ciudades cercanas como Vitoria o Burgos; la A-15 y la AP-15 siguen una trayectoria similar más al este, conectándola con Pamplona y Soria. En un sentido totalmente opuesto, de este a oeste, la Autopista del Cantábrico, A-8/AP-8, se extiende a lo largo de toda la costa vasca, desde Biratou hasta Bilbao. También por tierra, pero no por carretera, está la opción del tren, con conexiones diarias a Madrid, Barcelona y A Coruña. La Estación del Norte es la principal de la ciudad, ya en el centro de San Sebastián. Una vez ahí, el bidegorri es el transporte más usado dentro de Donosti. Su traducción es “camino rojo” y básicamente es el carril bici; especialmente largo en esta ciudad, con más de 56 kilómetros de largo. Una manera de moverse menos exigente a nivel físico es el autobús urbano, con el servicio del D-Bus. Una ruta interesante es la de la línea 16, que se inicia en la Parte Vieja y finaliza en el monte Igeldo, con pasos intermedios a lo largo de las playas de La Concha y Ondarreta. Por contra, si tu apartamento de vacaciones está en la parte este o simplemente necesitas coger el bus para llevar tu tabla de surf a la playa de Zurriola, la línea 8 te llevará más allá del barrio de Gros.

Otros destinos en la costa norte de España

Ya has visto todos nuestros apartamentos en San Sebastián y seguro que has elegido el mejor para pasar estas vacaciones en tierras donostiarras. Ahora bien, antes de terminar, te dejamos otros cinco destinos esparcidos a lo largo de la costa del mar Cantábrico para que puedas visitarlos si no durante esta visita, en la siguiente. Unos por similitud y otros por belleza, estos son:

  • Bilbao: otra gran ciudad vasca que combina cultura y gastronomía a las mil maravillas. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Bilbao.
  • Santander: ubicada en otra preciosa bahía, este destino tiene muchas más similitudes con Donostia. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Santander.
  • Suances: un pequeño municipio en la costa cantábrica ideal para escapadas diferentes. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Suances.
  • Llanes: uno de los destinos más encantadores del norte de España, descúbrelo. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Llanes.
  • Gijón: mar, cultura y, sobre todo, gastronomía son los principales puntos fuertes de esta ciudad. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Gijón.