Alojamiento en Torremolinos

Selección de Apartamentos en Torremolinos

Encuentra apartamentos más baratos en Torremolinos

Concentra todos los apartamentos en Torremolinos ante ti. Reunimos hasta 100 webs diferentes y sus alquileres vacacionales en una misma pantalla. Compara fácilmente miles de apartamentos en las playas de La Carihuela y El Bajondillo. Escápate a la Costa del Sol sin pagar de más por tu alojamiento en Torremolinos. Esta es la principal ventaja de los metabuscadores en destinos turísticos tan demandados en época de vacaciones. Además, nuestro comparador siempre destaca el mejor precio por encima del resto, de modo que en ningún momento perderás de vista los apartamentos más baratos en Torremolinos. Una ciudad cuyo símbolo es la Torre de Pimentel, junto a las playas que bañan su costa. Las playas de Los Álamos, El Bajondillo, La Carihuela y Playamar son las principales responsables del gran crecimiento de Torroles en la segunda mitad del siglo pasado. Junto a ellas, precisamente se concentra la mayor parte de apartamentos de playa torremolinenses y, de hecho, los más demandados año tras año. Con una de las ofertas más extensas de Andalucía, encontrar alojamiento barato en Torremolinos es bastante asequible. Esta antigua pedanía pesquera ha crecido tanto en los últimos años que permite dormir en las zonas más antiguas de la ciudad como Torremolinos centro o El Calvario además de las más populares en la costa. Tan antiguas como la famosa calle San Miguel que, en pleno casco antiguo, es el gran foco de actividad comercial de la ciudad. El ocio es otro de los motivos que han multiplicado la popularidad de los apartamentos vacacionales en Torremolinos. Un movimiento que se inició con la movida malagueña de los años setenta y que a día de hoy sigue muy presente, especialmente en la zona de playa de El Cañuelo. Moliere Playa, Kokun, Parthenon y un largo etcétera de discotecas animan todas las noches de verano en la ciudad torremolinense. Sin duda, uno de los destinos con más vida nocturna del país y todo un referente mundial en el turismo homosexual: Torremolinos es una ciudad que desde siempre se ha posicionado como gay-friendly. Que sea la ciudad más turística de la Costa del Sol no es casualidad, reserva hoy mismo tu apartamento por días o para un fin de semana y compruébalo en primera persona.

Conoce lo mejor de Torroles

Torremolinos es un municipio andaluz situado en la província de Málaga, a pocos kilómetros de la capital y en plena Costa del Sol. En la actualidad es uno de sus destinos más mediáticos, así como también lo es de todo el país e incluso a nivel internacional. Sin embargo, los orígenes torremolinenses distan mucho de su condición actual. La particular Punta de Torremolinos, ubicada a los pies de Sierra de Mijas, supuso una localización muy atractiva ya para sus primeros pobladores, quienes decidieron asentarse en ese preciso lugar por las inmejorables condiciones que ésta ofrecía. Con fácil acceso a los recursos del mar pero también de la montaña, los molinos empezaron a proliferar en la zona para aprovechar el agua que brotaba de la serranía. Años más tarde, la abundancia de estos molinos unida a la aparición de la Torre de Pimentel terminó por darle su actual nombre: Torremolinos. Hasta que a principios del siglo pasado éstos empezaron a desaparecer y la actividad torremolinense pasó a centrarse en el mar, convirtiéndose en una pequeña villa de pescadores. Y fue entonces cuando Torremolinos empezó a posicionar como destino turístico, con unos primeros viajeros de la talla de Salvador Dalí y Gala Eluard. Estas fueron las primeras grandes personalidades que pasaron sus vacaciones en la costa torremolinense, dándola a conocer mundialmente. Sin embargo, no sería hasta después de la Guerra Civil, etapa en la que Torremolinos llegó incluso a contar con un campo de concentración franquista, y de la Segunda Guerra Mundial cuando llegaría el estallido definitivo en el sector del turismo. Grace Kelly, Elton John o Frank Sinatra fueron los siguientes elegir Torremolinos para veranear, en lo que sería el pistoletazo de salida. Posicionándose ya desde un principio como un destino liberticio, normalizando la homosexualidad y la extravagancia incluso durante el Franquismo. Con la movida malagueña dio un paso más y se consolidó definitivamente como uno de los grandes destinos turísticos de España. Condición que sigue manteniendo a día de hoy, siendo el municipio con mayor capacidad de alojamiento vacacional de toda Andalucía. Tras el gran crecimiento de los últimos años, los apartamentos turísticos se han multiplicado en toda la ciudad, generando nuevos barrios con características diferentes entre ellos. Antes de decidir dónde alojarte, te ayudará conocerlos un poco más en detalle.

  • Centro: este barrio engloba el casco histórico de la ciudad y está ligeramente separado de la costa por el Paseo Marítimo. Se trata de una zona muy animada durante todo el año y en la que destaca la calle San Miguel, de sobras conocida. Esta es la principal arteria de la ciudad, repletas de comercios y sobre todo restaurantes. La zona de la Plaza de La Nogalera y Pueblo Blanco es uno de los grandes puntos de encuentro del colectivo LGTBI, tanto para alojarse como para pasar el rato. Junto a esta plaza se ubica además la estación de tren María Zambrano, por lo que es una opción interesante de cara a conexiones.
  • El Bajondillo: los apartamentos en El Bajondillo te transportarán a uno de los barrios más típicos de Torremolinos, con la Torre de Pimentel separándolo del anterior. Junto con el Paseo Marítimo, bordea su playa homónima desde el inicio en la Punta de Torremolinos hasta el barrio de Playamar, por lo que es una opción muy buena para alojarse a pocos metros de la playa. Sus chiringuitos ofrecen lo mejor de la gastronomía local con las mejores vistas del Mediterráneo.
  • La Carihuela: los apartamentos en La Carihuela, en cambio, te envolverán en un ambiente el antiguo Torremolinos pesquero. Al sur del anterior, ambos separados por la famosa punta torremolinense y el Castillo de Santa Clara, también cuenta con su propia playa, la cual le da nombre, y la prolongación del Paseo Marítimo. A pesar de haber sido renovado en los últimos años, todavía conserva sus estrechas callejuelas y sus antiguas tiendas. Es una zona perfecta para viajes en familia.
  • Los Álamos: ubicada en el extremo oeste de la ciudad, esta es la zona más aislada de Torremolinos. No es casualidad, ya que el gran atributo de Los Álamos, además de la playa con la que comparte nombre, es su vida nocturna. Sin duda este es el barrio más animado, con un ambiente mayoritariamente joven y una gran concentración de beachs clubs. Tanto es así, que en él se celebra todos los años el festival de música electrónica Los Álamos Beach Festival.
  • Montemar y El Calvario: ambos comparten asentamiento en la parte alta de Torremolinos. Al estar más alejadas de la costa, no han sufrido cambios tan grandes como todos los anteriores. Por eso son mayoritariamente residenciales, tratándose de zonas tranquilas y con una gran concentración de tiendas y bares locales. Entre sus grandes lugares de interés, el Parque de la Batería y la Fuente Manantial.

Unas vacaciones en la playa torremolinense

Torremolinos no es la ciudad más turística de la Costa del Sol por casualidad, cada milímetro de su superficie está pensado y diseñado para mantenerse en lo más alto de los destinos vacacionales. Eso sí, todo preparado a partir de sus 7 kilómetros de costa. La Playa del Bajondillo es una de las más populares del país, completamente equipada para satisfacer las necesidades de todos los públicos. Sin embargo, la más extensa es la de El Carihuela, de dos kilómetros de longitud y ubicada en el otro extremo de Torremolinos. Ambas perfectamente complementadas por las otras dos de la ciudad: Playamar y la playa de Los Álamos, esta última siendo además un importante foco de ocio nocturno, plagada de bares de música y coctelerías de todo tipo como Lömbok o Café del Sol. Aunque la vida nocturna de Torremolinos va mucho más allá de esa zona y por eso, el ambiente de Torremolinos durante las vacaciones es generalmente joven. Otras discotecas como Kiu o Atrévete, sirven como gancho para atraer a muchos de ellos. Incluso entre el colectivo homosexual, al ser un destino gay-friendly. La mayoría de opciones están concentradas en la zona centro; siendo las discotecas de Paladium o Passion las más conocidas. No hay duda de que tanto de día como de noche la ciudad torremolinense es un destino que brilla con más fuerza en verano, con una temporada alta que puede llegar a incrementar el precio medio del alojamiento turístico hasta un 50%. Y es que sus precios no se ven tan afectados como deberían ante una demanda tan elevada, dado que la oferta es también muy amplia y está preparada para satisfacer a todo aquel que quiera visitar Torremolinos. En el lado opuesto del año, cuando la Costa del Sol destaca precisamente por la ausencia del mismo, existen otras opciones más culturales y rurales para conocer la ciudad y el entorno torremolinense; como visitar la Torre de Pimentel, el Jardín Botánico Molino de Inca o el famoso Crocodile Park. U otras iniciativas muy peculiares como el Día del Residente Extranjero, que se celebra cada 14 de mayo en la plaza de La Nogalera o el Día del Turista en septiembre, así como otras tantas a lo largo del año. No obstante, según descienden las temperaturas también cae la demanda en un destino que es muy de verano. Visitarlo en temporada baja es una alternativa mucho más económica, ya que los precios son hasta un 60% más baratos que la media anual; aunque claro está que para poder sacar todo el potencial de Torremolinos no hay mejores meses que julio y agosto.

Apartamentos para ir con niños

Apartamentos para ir con mascota

Apartamentos para dos personas

La Torre de Pimentel y lugares destacados

  • Playa de El Bajondillo: es la más céntrica y una de las favoritas entre los turistas. Con unas dimensiones de 1 kilómetro de largo por 40 metros de ancho, destaca por su arena oscura y su oleaje moderado. Cuenta con todos los servicios, desde hamacas hasta duchas y chiringuitos con lo mejor de la gastronomía local.
  • Playa de La Carihuela: se inicia al final de la anterior, justo después de la famosa punta de Torremolinos. Es mucho más larga que la anterior, el doble, y también con un oleaje más bajo. Su estética es muy similar, de arena oscura y equipada de chiringuitos muy populares, así como del resto de servicios.
  • Playa de los Álamos: es la más alejada de la ciudad, limitando con el municipio de Málaga por el noreste. Destaca por ser una importante zona de ocio, tanto diurno como nocturno. De día, es muy frecuentada por surfistas y ofrece otras actividades de todo tipo; de noche, es una de las más vivas con beach clubs como Kokun o Playa Summer Club.
  • Playamar: está entre la anterior y El Bajondillo, siendo la extensión de ambas por sendos lados. Por ello, su arena es también oscura a lo largo del kilómetro de longitud que ocupa. Es muy apropiada para deportes náuticos y acuáticos, así como muy frecuente escenario de partidos de volley.
  • Torre de Pimentel: también conocida como Torre Molinos, es una antigua torre de defensa construida durante el dominio nazarí en el año 1.300. Con 12 metros de altura y una estructura de adobe, es Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España.
  • Jardín Botánico Molino de Inca: es un jardín botánico de 4 hectáreas cultivado junto al antiguo Molino de Inca. Es el único que se conserva tras la desaparición del Molino de Batán, el de Cea y los demás. En su interior cuenta con un museo sobre la molienda del trigo.
  • Casa de los Navajas: es un pequeño palacete residencial de estilo neomudéjar por fuera y con una decoración interior que pretende imitar la propia de la Alhambra de Granada. Ubicado frente a la playa de El Bajondillo, en lo más alto de un acantilado, este edificio fue declarado de Interés Histórico en 1991.
  • Pinar de los Manantiales: ubicado en la parte alta de Torremolinos, este es un pequeño y frondoso bosque con vistas al mar. Un espacio excelente para desconectar en familia, ya sea con una excursión o una barbacoa al aire libre. En esa zona se encuentran otros dos símbolos de la ciudad, el Cocodrile Park y Aqualand. Muy cerca, el Molino de Inca.
  • Cocodrile Park: es un parque temático centrado en los cocodrilos, uno de los más importantes de Europa en su campo con más de 200 ejemplares. Todos ellos campando a sus anchas dentro de una laguna y entre los que destaca Big Daddy, también conocido como Paco, el mayor cocodrilo del continente con cinco metros y 600 kilos de peso.
  • Aqualand: es el mayor parque acuático de toda la Costa del Sol y está integrado por cuatro grandes áreas temáticas. La Adrenaline Fun es la principal e incluye el tobogán más alto de Europa, el Kamikaze con 22 metros de altura. La opuesta es la Chill out & Play, para momentos más relajados; mientras que Kidzworld y Family fan son alternativas para los más peques.
  • El Ranchito: la tercera gran alternativa para viajes con niños. Desde espectáculos hasta paseos a caballo por un entorno rural con vistas a la bahía de Málaga. Además, para los niños mayores de 6 años está también la opción de ingresar en un campamento infantil para aprender todo sobre el manejo y el cuidado de estos animales ecuestres.
  • Parque de la Batería: el otro gran espacio verde de la ciudad y uno de los lugares más emblemáticos de Torremolinos. Con 70.000 metros de extensión, históricamente ha ocupado una zona estratégica de vigilancia ante ataques piratas. Durante la Guerra Civil fue fortificado e equipado con búnkeres, túneles y baterías de artillería; de ahí su nombre. Ofrece unas vistas espectaculares de la Playa de la Carihuela.
  • Ecosistema Natural de los Montes de Torremolinos: localizado entre el Valle del Guadalhorce y la Sierra de Mijas, este macizo de roca caliza supone el escenario ideal para la práctica del senderismo, al mismo tiempo que se descubre el patrimonio natural de la zona. El Puerto de la Ovejas es su cota más alta con 623 metros de altura y el mirador de la Cañada del Lobo, su balcón más destacado.
  • Parroquia de Cristo Resucitado: es una bella iglesia del siglo pasado ubicada en el barrio torremolinense de El Calvario. Actual sede de la diócesis de Málaga, su blanca fachada hace que sea uno de los edificios más conocidos de la ciudad.
  • Ermita de San Miguel: es el templo católico más antiguo de la ciudad, ya que data de 1718. De fachada también blanca impoluta, responde a un estilo neoclásico a pesar de su posterior reforma de 1896.
  • Iglesia de la Virgen del Carmen: emplazada en el barrio de la Carihuela, es mucho más reciente que la anterior. Fue construida en la década de los años 70 sobre la anterior capilla dedicada a la propia Virgen del Carmen, patrona de los marineros.
  • Auditorio Municipal Príncipe de Asturias: no solo es uno de los más grandes de Andalucía, con capacidad para más de 9.000 personas; sino que también merece especial atención por los eventos culturales que se llevan a cabo en sus instalaciones. Desde conciertos hasta representaciones teatrales.
  • Plaza de Toros de Torremolinos: fue inaugurada el 4 de septiembre de 2003 y se encuentra en la parte alta de la ciudad, junto al Patronato Municipal de Deportes. Con su estilo andaluz modernista es uno de los lugares destacados de la ciudad.
  • Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso: es un imponente edificio progresista declarado Bien de Interés Cultural. Construido en 1935, fue concebido como orfanato durante la época de la Segunda República. Por ello es igualmente conocido como Antiguo Colegio de Huérfanos Ferroviarios.

Platos torremolinense y dónde probarlos

La gastronomía torremolinense se sustenta, principalmente, en los productos adquiridos del mar. Con una tradición claramente pesquera que vivió su época dorada a principios del siglo pasado, esta ciudad está muy especializada en la preparación de pescado y productos marinos… aunque también es cierto que cada vez cuenta con más influencias de fuera de España por su elevado turismo. No obstante, a nivel nacional y autonómico, Torremolinos destaca por haber sido el lugar de creación del pescaíto frito, concretamente en el barrio de la Carihuela. Sin duda ese es su plato estrella, el más popular en los restaurantes y chiringuitos de la ciudad. Cualquier pescado supone una buena elección, ya sea boquerón o caballa. Tras ellos, las coquinas y las sardinas en espeto completan el podio gastronómico de Torremolinos. Paralelamente, las sopas de pescado y las paellas de marisco están también muy extendidas en los establecimientos torremolinenses. Para encontrar la siguiente preparación típica hay que pasar al dulce; ya que si algo define este destino son las tortas de aceite de Torremolinos. A base de canela, ajonjoli, miel, azúcar, varios tipos de harina y aceite de oliva; fueron elaboradas por primera vez en 1908 y las más artesanales se pueden adquirir en la Avenida Isabel Manjona. Otra zona muy popular para ir a comer, aparte de la playa; sin embargo, es la Calle San Miguel, la más emblemática de Torremolinos y donde se encuentran muchos restaurantes de cocina tradicional. otros de los puntos de interés por sus tiendas y restaurantes. Entre ellos destacan la Bodega Quitapeñas o el restaurante Med. Otros de las opciones más interesantes son la Casa Juan Los Mellizos y Meson Gallego Antoxo. Por otro lado, en la costa torremolinense puedes encontrar chiringuitos prácticamente en cualquiera de sus playas. Si estás en La Carihuela, una buena opción es el chiringuito New Antonio, así como también lo es el chiringuito La Coquina; mientras que El Gato Lounge y el chiringuito Los Bandoleros son las dos alternativas en El Bajondillo.

Cómo ir y moverse en Torremolinos

La ciudad torremolinense cuenta con una infraestructura de comunicaciones muy bien preparada por dar acceso a millones de personas durante su temporada alta. A pesar de su puerto, únicamente conecta por mar con Fuengirola; por aire, en cambio, Torremolinos no dispone de centro aéreo propio, por lo que hay que recurrir al Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, el más cercano, como vía de entrada. Por ello, el principal acceso a Torremolinos es por tierra, con un amplio abanico de opciones para todas las necesidades. Por un lado, está la autovía del Mediterráneo o A-7 que se inicia en Barcelona y termina en Algeciras, recorriendo toda la costa mediterránea de arriba a abajo. Si viajas desde el norte o el sur peninsular y dispones de coche propio, esta será una manera rápida y cómoda de llegar a los dominios torremolinenses. Por el otro, si aterrizas en el aeropuerto malagueño tienes un tren de cercanías que te llevará directamente a Torremolinos. Aunque si te apetece hacer una primera parada en la Málaga o si te animas a hacer una ruta por toda la Costa del Sol, en Torremolinos encontrarás una completísima variedad de autobuses y trenes que la conectan con todas sus localidades vecinas. Por ejemplo, la línea M-320 va desde Málaga hasta Marbella con pasos por Torremolinos, Benalmádena y Fuengirola; o la M-110 que también parte de la capital y termina en Benalmádena Costa, con paso previo por el núcleo torremolinense. Finalmente, una vez pongas pie en Torremolinos, te recomendamos encarecidamente moverte a pie por el precioso paseo marítimo de la ciudad, siempre acompañado por las playas torremolinenses y la brisa mediterránea. Ahora bien, para situaciones de extrema necesidad, debes saber que dispones de dos líneas de bus urbano: la L1 opera en la parte sur de la Torremolinos, bordeando la playa de La Carihuela desde la estación de Aloha hasta la Terminal de Torremolinos. La L2, en cambio, se desenvuelve por la parte norte, iniciando el trayecto donde termina la anterior, con paso por el centro de la ciudad en San Miguel y la playas de El Bajondillo, Playamar y Los Álamos. Un sistema de transporte muy simple pero a la vez muy efectivo para que puedas llegar a cualquier punto de la ciudad durante tu estancia.

Otros destinos similares de la costa andaluza

Andalucía es tierra de vacaciones, gran parte de las mejores playas del país se encuentran repartidas a lo largo de su costa. Si ya te has decidido por desconectar en el litoral malagueño con tu apartamento por dias en Torremolinos, para futuras ocasiones te animamos a descubrir otros puntos de la costa andaluza. Opciones hay muchas, pero estos son nuestros cinco destinos recomendados:

  • Estepona: al final de la Costa del Sol, es uno de los destinos vacacionales más encantadores que descubrir. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Estepona.
  • Mojácar: te sorprenderá ver el contraste del azul mediterráneo de su mar con el blanco impoluto de sus casas. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Mojácar.
  • Tarifa: el punto más sureño de la península y una excelente opción si practicas deportes acuáticos como el surf. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Tarifa.
  • Conil: en la cara oeste peninsular, uno de los destinos de vacaciones más importantes de Andalucía y del país. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Conil.
  • Matalascañas: rodeado de un precioso entorno natural, es un alternativa de gran belleza a todos los anteriores. Puedes consultar aquí nuestra selección de apartamentos en Matalascañas.