logo text hundredrooms Hundredrooms

12 trucos para conseguir vuelos de bajo coste

hace un mes | fgarau

BLOG HUNDREDROOMS

Destino
    Fechas
    Llegada
    Salida
    Nº Personas2 Personas
    Compara gratisCompara gratis

    Dónde

  • Hundredrooms >
  • Inspiracion >
  • Consejos para viajar >
  • 12 trucos para conseguir vuelos de bajo coste

  • Los vuelos de bajo coste han sido siempre como la mítica caja de bombones de la que hablaba la madre de Forrest Gump: imprevisibles. Un día la abres y aparecen vuelos baratos por doquier; al siguiente vuelves a abrirla y el precio es ya prohibitivo, sin justificación alguna. Lowcost está al borde de la extinción. Como Wally, cada vez es más difícil de encontrar. Pero, amigos, la paciencia y la fe siguen moviendo montañas; todavía es posible dar con algún que otro “vuelo chollo“, por mucho que las famosas promociones de un euro hayan pasado ya a mejor vida. No existe una fórmula secreta para encontrarlos, pero sí una serie de técnicas para aumentar las posibilidades de éxito.


    Reservar con antelación


    El primer mandamiento para conseguir un vuelo a buen precio no es otro que marcar bien los plazos. Contra más se acerca el día de salida, mayor será también el coste del billete. El mejor momento para reservarlo suele oscilar entre 50 y 70 días antes de la partida, es decir, unos dos meses antes. Especialmente para vuelos continentales.



    Ahora bien, si la intención es cruzar la frontera europea y volar a la cuna de alguna cultura diferente, el periodo recomendado no solo se duplicará; sino que incluso sería recomendable ampliarlo todavía más. Así, cerca de medio año previo al viaje sería lo ideal.


    No es fácil poder cumplir con estos plazos, lo sabemos. Mucho tiempo, muchas obligaciones, muchas incógnitas… Calma, quedan algunos trucos más por descubrir.


    Suscribirse a los boletines o alertas


    Tanto si tienes un destino fijado como si no lo tienes, esto puede ayudarte a encontrar auténticos chollos… o, mejor dicho, que éstos te encuentren a ti. Dependiendo de si lo tienes decidido o no, podrás optar por una u otra:



    • Suscribirte a las newsletter: esto te será útil para conocer las promociones exclusivas de las compañías o de los propios buscadores del sector. Esta misma recomendación es también aplicable al sector del alojamiento, puedes hacerlo registrándote en Hundredrooms.

    • Crear alertas en los buscadores: por otro lado, es opción te ayudará a estar al tanto de todos los cambios de precio por las que pasen los vuelos que te interesan. En Hundredrooms también dispondrás de este mismo recurso al realizar cualquier búsqueda.



    La tarjeta de crédito sí importa


    Así es, la tarjeta de crédito con la que se realice el pago también influye en el precio final. Según el tipo de tarjeta que uses es posible que se agregue una pequeña comisión… o no. Así que saca a relucir todo tu arsenal, compara todos los precios finales y efectúa el pago con la que menor cantidad agregue. Normalmente las de débito son la mejor opción de pago.


    Otra opción es la de afiliarte a las compañías o directamente obtener una tarjeta de crédito por medio de alguna de ellas. ¿Qué conseguiremos con ello? Ir sumando puntos  o bien cada vez que viajes en sus aviones o bien con cada compra que hagas. A mayor cantidad de puntos -o millas- acumulados, mayor será el descuento. Pudiendo, incluso, llegar a viajar gratis.



    Estudia los vuelos solo de ida


    La tendencia invita a pensar que juntar la compra del billete de ida y el de vuelta en una misma operación es beneficioso. En la mayoría de casos así suele dar, pero ¿alguien lo ha cuestionado alguna vez? Existe la posibilidad de poder encontrar un precio menor reservando los billetes por separado -habitualmente en diferentes compañías-, es decir, únicamente de ida. Primero del lugar de partida al destino y, posteriormente del destino a casa.


    Aún así lo más común es obtener algún descuento con la compra de ambos billetes a la vez. Sin embargo, tampoco cuesta tanto corroborar que no estamos dejando escapar una oportunidad que tal vez nunca en la vida volvamos a tener. Por lo que pueda ser: compara ambos precios, a lo poco te servirá para hacer un estudio particular.



    Tiempo por dinero


    El tiempo no se puede comprar, aunque lo que sí puede hacer es ayudarnos a ahorrar. Dicho de otra manera: el tiempo se paga. Y muy bien que lo hace. De modo que si el tiempo no supone un problema, existen dos opciones a tener muy en cuenta para economizar el gasto: las casillas de viajes con escala y de multidestino.



    • Viajes con escala: la comodidad de un vuelo directo suele pagarse, además de ser mucho más rápido. Ahora bien, si el precio de éstos sale de nuestro presupuesto, tal vez un vuelo con escala pueda reducir algo si precio a cambio de un mayor tiempo en el aeropuerto. Para viajes de corta duración igual conviene descartarla.

    • Multidestino: esta opción es la equivalente a comprar ambos billetes a la vez, pero desde un aeropuerto distinto al que aterrizaste -sea en la misma ciudad o no-. Pongamos por ejemplo que viajas a Londres, pero durante tu estancia en UK visitas Bristol. Sin el multidestino estarías obligado o bien a comprar el billete de ida y de vuelta por separado o bien a volver a Londres. Sin embargo, con esta alternativa, podrías regresar desde Bristol y sin renunciar al previsible beneficio de comprar los dos pasajes a la vez.


    Vuelos de bajo coste


    Por último, también deberías considerar estudiar la oferta de destinos próximos al nuestro, viajar ahí y tomar un tren o un autobús en dirección al lugar que queríamos desde un principio. Una vez más todo se reducirá a renunciar a la comodidad por ahorrar algo de dinero… y ganar, eso sí, unas horas o días una ciudad que no figuraba en nuestros planes.


    No perder de vista el calendario


    ¿Eres flexible? Tu di siempre que sí. A no ser que ciertamente no puedas, pues esa pregunta siempre aparecerá en tu buscador. Al responder positivamente a la cuestión se nos abrirá un amplio abanico de opciones en forma de calendario. En él, podremos observar los precios más económicos de los días previos y posteriores a los seleccionados en un principio. Podrás jugar con ellos hasta conseguir un equilibrio agenda-dinero.


    ¿Reservar un martes?


    No pierdas el calendario de vista tampoco a la hora de hacer la reserva. El martes es el mejor día para reservar tu vuelo, podrías ahorrar algo más de un 10%. Es más, el periódico norteamericano de The Wall Street Journal, asegura que no solo hay que hacerlo el martes, sino que va más allá y da una hora concreta: las 15 h.


    Los fines de semana y festivos son tus enemigos


    Por desgracia es así. Cuando la mayoría de gente dispone de tiempo libre, crece la demanda… y todos sabemos que un crecimiento en la demanda conlleva un aumento de los precios. Las aerolíneas lo saben. Por ello, los festivos como Semana Santa, Navidad o el mismo mes de agosto son los peores momentos para subirse a un avión. Intenta salirte del estándar para esquivar las aglomeraciones de gente y ser el dueño de la calle.



    Como ya comentamos en esta entrada, algo similar sucede con los fines de semana, el periodo familiar por excelencia. Padres y madres que libran el fin de semana deciden hacer una escapada con sus hijos, libres de sus colegios. Aunque, no nos engañemos, también es el momento ideal para la gran mayoría, sean padres o no. Así, en los viajes de entre semana podremos encontrar las mejores oportunidades de ahorro.


    Temprano o tarde


    Tú decides, volvemos a aquello de “más cómodo, más caro”. También aquí hay que tratar de diferenciarse del estándar del viajero, que acostumbra a elegir las horas centrales del día para reservar cita en el aeropuerto. Las primeras horas de la mañana y las últimas de la noche suelen ser las más repudiadas y, por tanto, las más económicas. Hacerlo por la mañana “te regala” un día extra, hacerlo por la noche “te lo quita”. Una vez más toca echar mano del papel de pros y contras para hacer balance.


    Dejar el armario en casa


    Lo sentimos chicas, el exceso de equipaje cuesta dinero. Todos sabemos que en algún momento del viaje podéis echar en falta un berbiquí o una lavadora, pero facturar una maleta extra es caro. Obviando aquellos viajes prácticamente permanentes, aquello realmente imprescindible suele caber en una maleta. Es importante hacer una buena selección de todo lo necesario para no sobre equiparnos, encontrarnos con un equipaje que supera las dimensiones permitidas y tener que pagar por ello. Ni tener que facturar ninguna maleta o, como mínimo, más de las debidas.


    Del mismo modo que también ganarás en comodidad: no es lo mismo moverse solo con el equipaje de mano que hacerlo con otra maleta de una veintena de kilos. Eso facilitará la opción de optar por un vuelo con escala o a un aeropuerto cercano a nuestro destino y acentuar tu ahorro.


    Si no sabes qué dejar, siempre puedes intentar por algún truquillo para optimizar al máximo el espacio de tu maleta; como, por ejemplo, enrollar la ropa.


    ¡Ir a la aventura!


    Sin duda la mejor manera de ahorrar sin tener que elegir destino. La única pega es que requiere una disponibilidad prácticamente total. Si no puedes adaptar el viaje a ti, adáptate tú mismo al viaje.



    • Skyscanner, por ejemplo, te permitirá seleccionar la opción de “cualquier lugar” como destino.

    • Kayak, explorar todas las ofertas que se ajusten a tu presupuesto y espacio temporal.

    • Edreams, donde puedes consultar las ofertas especiales del día.

    • Lastminute, una página en la que podrás consultar los vuelos de última hora.


    ¿No querías aventura? Encontrarás destinos famosos a precios inimaginables e incluso es muy probable que puedas encontrar lugares que ni siquiera se te habían pasado por la cabeza.


    Premium trick


    Bienvenido al nuevo mundo de Matrix. No, no tiene nada que ver con la película; pero sí tiene mucho que ver con un viaje barato. Este software de Google te permitirá, por ejemplo, seleccionar varios aeropuertos como destino, buscar directamente el calendario de todo el mes con los precios más bajos y todos los detalles del vuelo en el enlace de rules -en la última pantalla-. Eso sí, los billetes no pueden comprarse directamente ahí, habrá que pasar la información directamente a la compañía o volver a realizar la búsqueda ya en su página web.


    Recuerda: dónde estés tú, estará un apartamento perfecto para ti. Si ya sigues nuestra newsletter y has creado tu usuario en Hundredrooms , recibirás avisos con las mejores ofertas de los lugares que te interesan. Ahorrar en el vuelo no tiene ningún sentido si despilfarramos después, hazlo también con el alojamiento.


    fgarau