Alojamiento en Milán

Top Apartamentos en Milán

Cientos de apartamentos turísticos en Milán

Escoge entre los apartamentos en Milán para tu escapada a la capital de la moda italiana. Compara cientos de alquileres turísticos cerca del Duomo y la Galería Vittorio Emanuele II y ahorra hasta un 25% en tu reserva. Reserva tu alojamiento en Milán desde solo 38€/Noche y disfruta de unas vacaciones inolvidables en el norte de Italia. Milán es cosmopolita y elegante, como meca del diseño de alta costura europeo junto con París. En general alquilar un apartamento en el centro es la mejor alternativa para visitar todos los lugares de interés como La Catedral de Milán o el Teatro alla Scala. La ciudad tiene también su zona más sofisticada, con alojamientos de lujo en el centro de la capital de Lombardía. Pero si lo que buscas es alojamiento barato en Milán, conocer los mejores barrios donde dormir es esencial. Desde Città Studi a Navigli, tienes muchas opciones excelentes para elegir. Además, eligiendo el alquiler vacacional tu escapada será más económica y tendrás una experiencia mucho más auténtica y cercana que alojándote otro tipo de estancia. Es una ciudad que se recorre fácilmente a pie, es más pequeña que Roma aunque sigue siendo una gran urbe en el norte de Italia. Milán es moda, elegancia, cultura y mucho más.

Dónde alojarse en Milán

Hay diferentes zonas que son igualmente buenas y podrían tener rangos de precios diferentes:

  • Centro de Milán. Es la zona del casco histórico y es donde se encuentra la mayoría de lugares de interés. Hay apartamentos por días cerca del Duomo de Milán, junto al Palazzo Reale, la Piazza Affari y muchos otros enclaves del núcleo urbano.
  • Navigli. Es una zona con preciosos canales, un poco más alejada del centro pero con un encanto muy especial. Encontrarás apartamentos en Navigli desde 50€. Tardarás solo 9 minutos en llegar al centro cogiendo el metro línea 3, o bien 34 minutos andando si quieres dar un paseo. Es un barrio bastante popular entre los turistas, porque hay muchos restaurantes junto a los canales para compartir una cena romántica y disfrutar de la noche en verano.
  • Città Studi. Se trata del barrio más económico para alojarse, pero también el más alejado del centro. Al Duomo tardarás 31 minutos en autobús con la línea 19, o bien 20 minutos en metro cogiendo las líneas 3 y 2. Es una zona esencialmente universitaria, con muchas residencias, habitaciones en alquiler y pisos turísticos baratos. Puedes encontrar alojamientos en Città Studi desde 41€ por noche.
  • Sempione. Cerca del Parco Sempione también es una buena zona para dormir en Milán. Está cerca del centro histórico y los alojamientos son más económicos que en pleno corazón de la ciudad. En unos 30 minutos andando estarás en el Duomo, o en 19 minutos en metro con la línea 1. Además, en este mismo barrio se encuentran el Castello Sforzesco y la Iglesia donde podrás ver “La Última Cena” de Da Vinci.
  • Quadrilatero d’Oro. Es el centro de la moda milanesa y el lujo. En el Quadrilatero d’Oro es donde se encuentran las tiendas de diseñadores de la talla de Versace, Armani, Valentino y más. Pero no te preocupes, porque puedes encontrar apartamentos vacacionales en esta zona desde 100€, aunque también haya alguno de lujo por 1.000€ la noche. Es otra de las zonas con mejor ubicación, en solo 10 minutos andando estarás en el Duomo.
  • Porta Garibaldi. Aquí se encuentra el distrito financiero de la ciudad, por lo que es una de las zonas más modernas de Milán. Tanto si viajas por negocios como por placer, es una buena zona para alojarse: el Parco Sempione está muy cerca y hay apartamentos turísticos en Porta Garibaldi desde 56€. Además, la Estación Central de Milán es desde donde salen los trenes a otras ciudades italianas y al aeropuerto, por lo que está muy bien conectada. La Gallería d’Arte Moderna también se encuentra muy cerca de aquí, en Porta Venezia.

Turismo en la capital milanesa

Milán es una ciudad con mucho que visitar. Estos son los imprescindibles:

  • Catedral de Milán. La Catedral o Duomo de Milán es la visita más importante en Milán. Es una catedral de estilo gótico situada en pleno corazón de la ciudad. Es una de las más grandes del mundo, con 157 metros de longitud, 11.700 metros cuadrados y una capacidad para 40.000 personas en su interior. Si te fijas en el exterior verás el brillo único de la fachada de mármol rosado. En su punto más alto se encuentra la Madonnina, una estatua que se ha convertido en icono de la ciudad milanesa. Abre todos los días de 8:00 a 19:00 horas, y el precio de la entrada depende de lo que quieras visitar en su interior (incluyendo terraza son 13€).
  • Piazza del Duomo. Está presidida por la Catedral, y es la plaza más importante y el centro de la vida en Milán. Con el aspecto que tiene hoy en día, fue diseñada por Giuseppe Mengoni, y es donde se encuentran los principales monumentos como la Galería de Victor Manuel II y el Palacio Real. Además, la plaza tiene mucha vida y hay restaurantes para comer y cenar en los alrededores.
  • Galleria Vittorio Emanuele II. También se la conoce con el nombre de “El Salón de Milán” y en ella encontrarás algunas de las tiendas más elegantes de la ciudad como pueden ser Gucci, Prada o Louis Vuitton. Vale la pena visitarla solo por conocer el edificio y ver su espectacular bóveda de vidrio.
  • Teatro alla Scala. Tanto si te interesa la ópera como si solo quieres admirar su arquitectura, no dudes en acercarte a uno de los teatros más famosos del mundo. En él se estrenaron importantes óperas a lo largo de la historia como Otello de Verdi o Madame Butterfly de Puccini. El teatro posee un museo con elementos relacionados con el mundo de la ópera que vale la pena visitar.
  • Santa Maria delle Grazie. La arquitectura de esta pequeña iglesia no llama tanto la atención como la del Duomo, aunque se ha convertido en uno de los lugares más visitados porque es donde se encuentra la representación de “La Última Cena” de Da Vinci.
  • La Última Cena. Es una de las obras maestras de Leonardo Da Vinci y uno de los murales más famosos del mundo. El Cenacolo Vinciano fue creado entre 1945 y 1947 y tiene unos 8 metros de ancho por 4 de alto.
  • Castillo Sforzesco. Fue construido como fortaleza en el siglo XIV y hoy en uno de los monumentos más emblemáticos de Milán. Actualmente alberga siete museos: la pinacoteca, egipcio, arte antiguo, prehistoria y protohistoria, artes decorativas, instrumentos musicales y el museo del mueble.
  • Pinacoteca di Brera. Es el museo más conocido de Milán. Expone durante todo el año obras de artistas tan conocidos como Rafael, Caravaggio, Tintoretto y Piero della Francesca.
  • Excelsior Milano. Estas galerías se encuentran en un edificio que ocupaba un antiguo cine y que ha sido reformado por el arquitecto Jean Nouvel. En todo momento se ha intentado conservar el aire histórico del edificio, muy cercano al Duomo.
  • Estadio San Siro. También llamado Estadio Giuseppe Meazza, es donde se juegan los partidos del Inter de Milán y el A.C. Milan. Hay apartamentos cerca del estadio de San Siro si quieres ir a ver un partido en alguna ocasión.
  • Museo Poldi Pezzoli. Es el segundo museo más visitado, con algunas obras del renacentismo italiano aunque hay menos que en Florencia. Algunas de las más conocidas son “La Piedad” de Boticelli o el “Retrato de una Dama” de Pollaiolo. Visitalo de miércoles a lunes de 10:00 a 18:00 horas.
  • Cementerio Monumental. Aunque pueda parecer una visita inusual, se ha convertido en uno de los lugares más transitados por los turistas. Y es que en él se encuentra un gran número de tumbas de alto nivel artístico.
  • Parque Sempione. Este parque se encuentra ubicado junto al Castillo Sforzesco. Pasea por este enorme espacio verde, entre árboles, césped y un agradable lago artificial. Fue diseñado con el estilo de los jardines ingleses.
  • Basilica di Sant ‘Ambrogio. Existe una columna conocida como “la Columna del Diablo”. Se encuentra a la izquierda de la Basílica de San Ambrosio. Recibe este nombre porque en ella se encuentran dos agujeros y según cuenta la leyenda son los cuernos del diablo que quedaron encajados durante una pelea con el obispo y patrón de Milán, Sant Ambrogio.
  • Bagatti Valsecchi Museum. Se trata de una casa museo repleta de objetos renacentistas, con patios interiores que también merece la pena visitar. Iglesia San Maurizio al Monastero Maggiore. Esta iglesia contiene también el Museo Arqueológico de Milán. Es conocida sobre todo por sus frescos y su gran órgano que data de 1554. Abren por las mañanas solo hasta las 12 y por la tarde hasta las 17:00 horas.
  • Porta Ticinese. Es otra de las zonas de compras en Milán más importantes, pero esta vez las tiendas son de moda rápida y no de alta costura. Las franquicias más conocidas de Europa y España tienen una tienda en Porta Ticinese. Siempre tiene bastante ambiente en la calle y hay cafeterías y restaurantes para comer por allí.
  • Planetario di Milano. Es una visita imprescindible si viajas con niños, ya que será una de las actividades más entretenidas e interactivas que harán durante el viaje.
  • Biblioteca Ambrosiana. La biblioteca Ambrosiana es de sobra conocida por los maravillosos ejemplares que guarda bajo su techo.
Una de las mejores cosas que hacer en la ciudad de Milán es sin duda ir de compras. En el Quadrilatero d’Oro o Cuadrilátero de la moda tienes las boutiques más sofisticadas y lujosas de todo Italia, solo comparable a la Via Condotti romana. Se reparten sobre todo por cuatro calles: Via Monte Napoleone, Via della Spiga, Corso Venecia y Via Alessandro Manzoni. Hay numerosas joyerías de marcas de lujo, tiendas de decoración, diseñadores de alta costura y alguna que otra cafetería para tomar algo. Merece la pena visitar la zona aunque no compres nada por ver el ambiente. La opción alternativa son los outlets, esas tiendas en las que todas las prendas están a precios muy rebajados. Después de los estrenos, desfiles o rebajas aún quedan muchas prendas sin dueño y de muy buenas marcas. Para ello acércate a Il Salvagente en Via Fratelli Bronzeti o a corso como en la Via Tazzoli. Pero no todo es moda, Milán también es la ciudad del aperitivo. Nuestra recomendación es el Radetzky Café, uno de los mejores lugares para tomar algo. Sus cócteles y su carta de vinos seguro que te conquistará, aunque no tanto como sus embutidos y focaccias. Además, hay muchas historias sobre la ciudad que resultan bastante interesantes. ¿Has oído hablar de la palla del toro? Cuenta la leyenda que si quieres volver a la ciudad tienes que entrar en las Galerías Vittorio Emmanuele II y allí dar una vuelta de 360º con el talón derecho y los ojos cerrados sobre el atributo del toro que se encuentra en el mosaico del suelo. Es una de las costumbres más conocidas por los turistas.

Apartamentos turísticos para familias

Alquileres vacacionales petfriendlies

Alojamientos para tus vacaciones en pareja

Cómo moverse por la ciudad

El transporte más utilizado por los italianos y los turistas para moverse por la capital lombarda es el metro. Hay un bono transporte por unos 11,30€ que dura 7 días y te permite montar en el metro todo lo que necesites. También existe la tarjeta MilanoCard, que además del billete transporte incluye algunos descuentos para las principales atracciones turísticas. Su precio es de 7€ por un día o 13€ por tres días. El metro es bastante rápido para moverte por la ciudad y hay apartamentos cerca de las estaciones principales así que puedes elegir la que más te convenga. Por la noche cierra, pero tienes líneas de autobuses nocturnos a tu disposición para volver al alojamiento pasada la medianoche. También es bastante común viajar en tranvía, aunque hay menos líneas y el trayecto no cubre todas las zonas de la ciudad. Si estás en Milán haciendo una ruta por Italia, quizás hayas alquilado un coche para moverte entre ciudades. El aparcamiento en el centro en hora punta es bastante difícil, pero si reservas un apartamento con parking incluido no tendrás ningún problema.

Cuándo viajar

Los meses de marzo a julio son estupendos para explorar la capital de Lombardía. Durante la primavera encontrarás apartamentos turísticos desde 38€ por noche, y el buen tiempo te permitirá recorrer la ciudad y hacer excursiones sin preocuparte por el frío. Durante el invierno la temperatura desciende por debajo de los 0º y puede nevar, es una de las ciudades más gélidas del Italia. Por eso, si vas durante los meses de diciembre a febrero es imprescindible elegir un apartamento con calefacción o chimenea, ¡y llevarte un buen abrigo! Septiembre es también un buen mes para visitarla, y es cuando se celebra la semana de la moda. Encontrarás alojamientos para la Milan Fashion Week desde 62€, durante la semana del 20 al 27 de septiembre.

Llegar a Milán del aeropuerto al centro

Si llegas en avión desde cualquiera de las ciudades españolas seguramente aterrices en el aeropuerto de Malpensa. Para llegar al centro de la ciudad tienes una línea express de autobús, trenes o el taxi como alternativa más cómoda. El otro aeropuerto es el de Linate, pero solo llegarás a este si viajas desde otras ciudades italianas como Roma. Sin embargo, es también bastante común aterrizar en el aeropuerto de Bergamo, un pueblo a 50 kilómetros de Milán donde hay un mayor tráfico de aerolíneas low cost. Hay dos servicios de autobús que te llevan de Bérgamo a Milán en una hora, el Terravisión y Otio Shuttle, que puedes reservar online y cuesta 5 euros. Si quieres visitar el pueblo antes de irte, también puedes coger después el tren hacia la estación de Milano Centrale, que cuesta 5,50€ y tarda lo mismo.

Otros destinos en Italia que podrían gustarte

Es bastante usual pasar en Milán de 2 a 4 días y después conocer otras ciudades italianas interesantes. Si te interesa la capital lombarda, seguro que te gustarán también estos destinos relacionados:

  • Roma. Viajar a la capital de Italia es algo que hay que hacer al menos una vez en la vida. Además, tienes muchos alojamientos para elegir cerca de monumentos que han hecho historia, ¿algo más se puede pedir?
  • Venecia. Explora los canales venecianos en el ambiente más romántico posible. Hay muchos apartamentos para dos ideales para una escapada con tu pareja.
  • Florencia. Si te gusta el arte, Florencia es tu destino. No te pierdas obras como el David de Miguel Ángel en la ciudad del Renacentismo italiano.
  • Verona. Explora la ciudad de Romeo y Julieta como nunca antes eligiendo el alquiler vacacional económico.
  • Bolonia. Es muy conocida por su universidad, pero uno de sus puntos fuertes es que cuenta con el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa. ¡Te encantará!
Ya sabes, reserva entre todas las opciones de apartamentos en Milán y descubre los lugares con más encanto de Lombardía. Desde tu alojamiento en el centro podrás explorar a tu aire la ciudad de la moda Italiana, disfrutar del aperitivo y viajar a otras ciudades cercanas. Así como también puedes animarte a conocer otras importantes ciudades del continente europeo.