Alojamiento en Dublín

Selección de Apartamentos en Dublín

Tu apartamento vacacional en la capital de Irlanda

¿Buscas un apartamento en Dublín para tu escapada? Encuentra lo mejor en alquiler vacacional para dormir en la ciudad irlandesa al mejor precio. Tienes alojamientos baratos cerca de Temple Bar, la universidad, Phoenix Park, la catedral o cualquiera de sus distritos más populares. Es una de las ciudades con más encanto de Europa, con sus preciosas calles, su tradición cervecera y sus zonas de un verde intenso como no hay en ningún otro lugar. Cada año más visitantes eligen alquilar un apartamento en el centro de Dublín, ya que el precio es algo inferior al de los hoteles. Es una ciudad perfecta para viajar con amigos, con la presencia de la célebre Trinity College y la biblioteca que alberga, que se ha convertido en un lugar de interés para los turistas. Si viajas con tu pareja, la mejor opción de alojamiento sin duda son los estudios de dos personas para tener la privacidad que necesitas. Para un viaje con amigos a la ciudad del río Liffey, nada mejor que un alojamiento en Dublín. La experiencia os parecerá mucho más auténtica. Por supuesto, también tienes apartamentos family-friendly, algunos de ellos cerca de parques como St. Stephen’s Green y cerca de calles comerciales como Grafton Street o O’Connell Street. Además, disfrutando el turismo en Dublín también aprenderás alguna frase en el idioma de Irlanda, el gaélico. Esta ciudad de origen vikingo tiene mucho que ofrecer. Además con Hundredrooms comparas todos los apartamentos turísticos  del centro para asegurarte que reservas la mejor opción para ti. Tendrás más tiendas a tu disposición, y monumentos y lugares de interés a escasa distancia. No olvides que Dublín es una ciudad en la que es muy fácil moverse a pie entre los diferentes lugares. Entre ellos te recomendamos la Catedral de San Patricio, el Castillo de Dublín, el Museo Nacional de Irlanda, el Parlamento o el Abbey Theatre. Esta ciudad es para vivirla como un local más. Una buena parte de los monumentos históricos y lugares de interés están salpicados a los dos lados del Río Liffey e incluye catedrales, cárceles antiguas, parques históricos y mansiones señoriales. Dublín tiene además una gran cantidad de personajes famosos, como escritores, poetas y músicos reconocidos mundialmente. Incluso se la conoce como la ciudad de Ulises por la obra de James Joyce. También es conocido por sus muchos bares y su animada vida nocturna. Entre ellos, el más tradicional y que se incluye en el top de cosas que visitar en Dublín es el Temple Bar, que se sitúa en el distrito homónimo. Dublín es una ciudad llena de vida. Es rica en carácter, en cultura y un lugar donde te harán sentir a gusto seas de donde seas. La forma que tiene de vivir la música y la amistad es increíble. Disfruta de una pinta de cerveza Guinness mientras escuchas música en directo, ¡es una experiencia inolvidable!

Dónde alojarse en Dublín

Para ser una capital europea, Dublín es una ciudad pequeña. Hay muchas calles con encanto con apartamentos y estudios para dos personas que puedes alquilar durante unos días. Para ayudarte a decidir la mejor zona, te contamos todo lo que hay en cada una y el precio medio del alquiler vacacional allí:

  • Temple Bar. Es un distrito que se encuentra al sur del Liffey, y lleva el nombre del célebre bar rojo que ya se ha convertido en un auténtico  icono. Los visitantes con ganas de adentrarse en la cultura de los típicos bares irlandeses no podrán pasar sin visitarlo. Además tiene mucho encanto, con sus calles empedradas que son foco de la vida nocturna de la ciudad. Hay también otros lugares que no debes perderte como The Church, una pintoresca iglesia reformada y convertida en restaurante. Encontrarás alojamiento en Temple Bar desde 28€ por noche.
  • St Stephen's Green. Justo al sur de Temple Bar se encuentra el parque de St Stephen's Green, el segundo más grande de Dublín. Es una zona tranquila y perfecta para familias. Alrededor de Fitzwilliam Place encontrarás calles seguras con tiendas para comprar cualquier cosa que necesites. Hay apartamentos turísticos desde 32€ en los alrededores. Además, en el mismo distrito hacia la zona de Portobello se sitúa el club Dicey’s, el más famoso entre los jóvenes para salir de fiesta.
  • Centro histórico al sur del Liffey. Si te alojas cerca de la Christ Church cathedral, tendrás muy cerca las mejores pastelerías de la ciudad. Te recomendamos especialmente Il Valentino y Queen of tarts. Dos lugares perfectos para desayunar o simplemente saciar el apetito a media tarde. El primero ofrece unos pastelitos caseros deliciosos y el segundo un pastel de zanahoria y un crumble de manzana para chuparse los dedos. Los viajeros recomiendan como los mejores restaurantes de Dublín el Mulberry Garden, Dax Restaurant y Bloom Brasserie. Algunos viajeros prefieren quedarse en aparthoteles en Dublín o albergues. También hay apartamentos con vistas al río desde 90€.
  • O'Connell. Es la arteria principal de la ciudad, con tiendas, restaurantes y pubs en los alrededores. Si quieres estar en pleno centro, los apartamentos en O'Connell son tu mejor opción, y los encontrarás desde 27€ por noche. Se encuentra al norte del Río Liffey.
  • Rathmines. Es otro de los barrios del sur del Liffey, a un paseo de 15 minutos del centro histórico. Hay pisos turísticos en Rathmines desde 63€, y muy cerca tendrás algunos de los restaurantes y cafeterías más de moda en los últimos años. Aunque si quieres estar en el centro, son preferibles las demás zonas.
  • Ballsbridge. Ballsbridge es un barrio a las afueras, principalmente residencial y con un ambiente elegante y tranquilo. Si te alojas aquí puedes ir hasta el centro en tren ya que está bien conectada. Eso sí, debido a que es una zona de casas señoriales, pisos de lujo y mansiones, los alojamientos en Ballsbridge empiezan a partir de 80€ la noche.

De Temple Bar a Phoenix Park: los lugares imprescindibles

Hay numerosos sitios que ver en Dublin y puntos de interés para todos los gustos.

  • Guinness Storehouse. Una visita imprescindible es la Guinness Storehouse, la fábrica donde se crea la cerveza más famosa de Dublín, la cerveza negra Guinness. La experiencia comienza en la planta inferior, que es también el fondo del vaso de pinta más grande del mundo (dentro del mismo edificio). En los pisos superiores podrás descubrir cómo se hace la cerveza negra y cómo sigue su historia a la de la ciudad. Y lo mejor de visitar la Fábrica Guiness es que al terminar te hallarás en el Gravity Bar, un pub en la parte más alta del edificio donde podrás degustar una cerveza Guiness gratis y disfrutar de las vistas de Dublín.
  • Temple Bar. El Temple Bar tiene más de 160 años de historia, y constituye uno de los atractivos más visitados. El barrio de Temple Bar en sí es increíble, está lleno de rincones sorprendentes y muchísimo ambiente para pasear y tomar algo el fin de semana.
  • El Castillo de Dublín. Si vas a hacer un viaje a Dublín tienes que visitar el castillo de Dublin. Solía ser el hogar de los gobernantes británicos. Aunque el castillo tiene oficialmente 900 años, todo lo que se puede apreciar de la fachada es del 1800. Está abierto al público por lo que si deseas una visita, procura sacar tu entrada con antelación.
  • El Trinity College y su biblioteca. Si pretendes ver Dublín en dos días tienes que visitar al menos el campus de Trinity college. Es la universidad más antigua y prestigiosa de Irlanda y se sitúa en pleno centro de Dublín. La Biblioteca dentro del recinto es especialmente relevante, por ser una de las bibliotecas más bonitas de Europa: cuando entras te parece estar en un lugar mágico en otra época, ¡te encantará!
  • Cárcel de Kilmainham. Y para los que busquen misterio e historia, otra de las cosas que suele incluir cualquier guía de Dublín que se precie, es la Cárcel de Kilmainham o Kilmainham Gaol. Hoy es un museo, pero se inauguró en 1796 para detener y ejecutar a presos, que en muchas ocasiones eran líderes de revueltas de independencia.
  • Ha'Penny Bridge. En cualquier mapa de Dublín turístico también aparecen los numerosos puentes que cruzan el río para que puedas pasear por la ciudad admirando su arquitectura. Uno de los más famosos es el Ha'Penny Bridge, un bonito puente blanco que recibe su nombre de un antiguo peaje que tenían que pagar los barcos al pasar de medio penique. Este puente contrasta con el Samuel Beckett en Dublín, diseñado por Calatrava, que es considerablemente más contemporáneo y más conocido por los turistas por su característica forma de arpa, uno de los símbolos de Irlanda.
  • Phoenix Park. Cuando te apetezca más tranquilidad y pasear por la característica naturaleza irlandesa, visita Phoenix Park, ubicado en el centro de la ciudad. ¡Podrás ver ciervos de cerca! Además, si vas a ver Dublín en 3 días, por ejemplo un fin de semana, no podrás pasar sin visitar las dos calles más famosas de Dublín, O'Connell Street y Grafton Street.
  • Grafton Street. Por otra parte, Grafton Street es una de las calles comerciales más transitadas, también en el corazón de la ciudad, y repleta de músicos callejeros amenizando la tarde de los dublineses.
  • O’Connell Street. O'Connell es la arteria principal de la ciudad y en ella encontrarás numerosos restaurantes y tiendas para pasar la tarde. Además, en el centro hay un monumento muy famoso, The Spire, de 120 metros de altura.

Cuándo viajar

Los mejores meses para viajar a Dublín son los de primavera y otoño, aunque en general es un destino para todo el año por las escapadas de fin de semana. Uno de los más importantes de toda Europa, de hecho. En general se trata de una ciudad con un tiempo bastante imprevisible: verás que algunos días tienes que llevar abrigo y otros puedes ir en manga corta sin ningún problema. Pero en los meses de primavera y principios del verano, encontrarás días soleados para aprovechar tus excursiones y además sin demasiado calor. Además, viajando en abril el precio de los apartamentos vacacionales es hasta un 14% más bajo que en los meses de julio y agosto. Durante el mes de junio incluso todavía podrás encontrar alojamiento barato desde 27€ por noche. Aunque debido a que es un destino muy visitado todo el año, los precios no tienen grandes oscilaciones de temporada, por lo que también encontrarás apartamentos en pleno centro desde 24€ en noviembre y principios de Diciembre.

Llegar a Dublín y moverte por la ciudad

El aeropuerto de Dublín se encuentra a 15 kilómetros del centro de la ciudad. Hay servicios de traslado para llegar desde el aeropuerto a calles tan céntricas como O'Connell, donde se encuentra también la estación de tren. Los autobuses directos son el Aircoach y el Airlink 747, tardarás aproximadamente media hora en llegar y tienen un precios similar. También las líneas regulares 41, 16 y 102 te llevarán hasta el aeropuerto. Una vez allí, es una ciudad que se recorre fácilmente a pie, ya que los principales puntos de interés están concentrados en el corazón de la ciudad. Sin embargo, si algún día quieres moverte a las afueras o algún otro lugar lejos de tu alojamiento, te recomendamos coger el autobús urbano ya que tiene un servicio bastante eficiente y circulan con suficiente frecuencia.

Apartamentos en Dublín para familias

Alquiler de habitaciones privadas en el centro

Pisos turísticos y estudios para un fin de semana