Guía Alicante HundredRooms

Los mejores planes para una escapada a Alicante.

Conoce España empezando por Alicante, ¡un buen punto de partida!

Disfruta de la guía más completa de Alicante de la mano de los grandes expertos en viajes: Rutas por España, Menudos Viajeros, Panorámicas 360º y Chavetas.

Alicante da para mucho, por eso en esta guía encontrarás planes para hacer con tu pareja o amigos, otros más tranquilos para ir con la familia y otros más intensos para los amantes del deporte. ¡Disfruta!

Rincones únicos de Alicante. Por

Aunque Alicante es más conocido por sus Playas y por las Hogueras de San Juan, dispone de un pasado histórico con contables monumentos que no hay que dejar de visitar, por supuesto, después de tomarse el baño de rigor en alguna de sus playas y calas de arenas blancas.

Lugares imprescindibles:

Guía Alicante HundredRooms

El Castillo de Santa Bárbara: nuestra primera parada es en lo alto del macizo que preside el centro de la ciudad. En este enclave se encuentra el castillo de Santa Bárbara, llamado así por haber sido conquistado a los árabes el día de su festividad. Desde lo alto tenemos unas vistas impresionantes de todo Alicante. Además se puede visitar su interior, en el que suele haber exposiciones todo el año.

El Barrio de Santa Cruz: junto al macizo donde se asienta el castillo, pero en el lado opuesto, encontramos uno de los barrios más antiguos de Alicante, el Barrio de Santa Cruz.

Una vez dentro del barrio, nos parecerá que estamos en un pueblo, con sus paredes blancas, macetas de colores y la tranquilidad que se respira. Accediendo por sus calles podemos llegar a la Ermita de la Santa Cruz, donde se guarda el Cristo de Medinaceli, llamado "El Cautivo" y que sale en procesión cada Semana Santa por las calles de Santa Cruz.

Plaza de los Luceros: en pleno centro de la ciudad encontramos una de sus plazas más emblemáticas, obra del escultor Daniel Bañuls Martínez.

La Basílica de Santa Bárbara: es la iglesia más antigua de Alicante. Es de estilo gótico, y en el interior encontramos un altar mayor dorado de estilo rococó, un coro también gótico y la capilla de la Inmaculada.

Concatedral de San Nicolás de Bari: junto a la iglesia del Salvador en Orihuela, la iglesia de San Nicolás es la segunda de las catedrales de la provincia de Alicante.

Guía Alicante HundredRooms

Su estilo es renacentista herreriano. En su interior destaca un claustro del siglo XV que tiene dos puertas de estilo Barroco, su altar y su impresionante cúpula azul de 45 metros de altura, debajo de la cual podemos ver la Capilla de la Comunión considerada una de las más bellas del Barroco español.

Yacimiento arqueológico de Lucentum: sobre lo alto de una colina encontramos los restos de un asentamiento romano. Un lugar donde podemos conocer como se vivía en Alicante en la época del Cesar.

Museo Arqueológico de Alicante (MARQ): alberga más de 81.000 piezas que muestran la riqueza de la historia de la Costa Blanca, y el legado que han dejado las civilizaciones tras su paso por el Mediterráneo. Aun así, el principal aspecto por el que destaca es por su estética moderna y el gran uso de medios audiovisuales.

Con esto tienes una idea de lo que puedes encontrar en Alicante, así que la próxima vez que vengáis a “veranear”, acordaros que tienes un montón de lugares por descubrir y para dormir, puedes elegir apartamentos en primera línea de playa, tanto en Alicante capital como en alrededores.

4 cosas para hacer con niños en Alicante y alrededores. Por

Alicante provincia es un destino muy interesante para visitar con niños por su variada oferta en actividades y excursiones: podemos explorar cuevas, visitar pueblos con encanto como Altea, donde también encontraremos alojamientos para familias a buen precio, o perdernos en el palmeral de Alicante. Todo esto, muy cerca de Alicante ciudad. Desde Menudos Viajeros, os damos algunas ideas. ¡Empezamos por la capital!

Guía Alicante HundredRooms

Callejear por Alicante y visitar el palmeral.

Alicante es una ciudad muy tranquila para callejear con niños, encontrándonos con algunas sorpresas por el camino como por ejemplo la calle San Francisco: una calle con baldosas verdes y amarillas donde unas enormes setas decoran la calle. Es un sitio agradable para visitar con niños, con muchos toboganes para jugar y casitas para esconderse.

Pero para nosotros, la gran estrella de Alicante es el Palmeral situado en la salida sur de la ciudad, frente al mar. Se trata de un bonito parque lleno de palmeras, pequeños ríos con puentes de madera, cascadas, botes de remo, zonas de juego, merendero y hasta un pequeño teatro en el que algunos domingos hacen obras de teatro. Es un buen lugar para pasar la tarde con los niños después de haber disfrutado de la ciudad.

Visitar un pueblo con encanto: Novelda.

En este pequeño pueblo alicantino podemos dar un paseo por la montaña, visitar el santuario de Santa María Magdalena y el castillo de la Mola que está justo al lado. El Santuario es un edificio de estilo modernista catalán que suele sorprender a mayores y pequeños ya que su fachada recuerda mucho a la Sagrada Familia. Después de haber visto los monumentos más llamativos, vale la pena dar un paseo por el centro de Novelda donde los niños pueden corretear por sus plazas. Para acabar el día podéis jugar y disfrutar en el Parque del Oeste, el pulmón verde de Novelda. Aquí vais a encontrar fuentes, cascadas, zonas infantiles, un mini golf, merendero y mucha sombra. Vamos, un lugar fantástico para pasar tiempo en familia.

Novelda está a 25 minutos en coche de Alicante. Para llegar, hay que coger la N-332 dirección sureste y luego la A-31 dirección Madrid.

Guía Alicante HundredRooms

Explorar cuevas en Busot.

A solamente 25km de Alicante, en el pueblo Busot, encontramos Les Coves de Canelobre. Unas cuevas muy muy curiosas, ya que cuentan con una de las bóvedas más altas de España. Es una cueva muy profunda y circular con gran cantidad de estalactitas, iluminadas de una manera mágica, a los niños les encanta. Nada más entrar hay un balcón que permite admirar toda la cueva. Poco a poco vamos bajando por escaleras hasta llegar al fondo de la cueva. Hay barandillas en todo el recorrido, que además no es muy largo. La visita es guiada y dura unos 45 minutos. No es posible hacer esta visita con carros de bebés. Podéis echar un vistazo a su web si queréis ir: www.cuevasdecanelobre.com

Un paseo al faro.

Recomendamos hacer la ruta del faro del Albir con niños. Una ruta fácil y corta, a 40 minutos de Alicante, que nos lleva a bordear la costa hasta llegar al faro del Albir. En el recorrido nos encontramos con varios miradores y hasta un túnel. Para acceder a la ruta hay que llegar a Alfas del Pi y seguir las indicaciones del parque natural de la Serra Gelada. Algo muy a favor: ¡se puede hacer la ruta con carro de bebé!

Rutas de Montaña por la espectacular sierra alicantina. Por

A lo largo de la historia las sierras del interior de Alicante han sido un lugar duro y desolado en el que vivir. Pinturas rupestres dan fe de que estas tierras fueron ocupadas desde el paleolítico. Pero la cultura por excelencia de estas montañas es la islámica. Solo los moriscos supieron transformar y hacer de esta tierra su casa. Abancalamientos –imagen espectacular y seña de identidad de la zona–, sistemas de riego y drenaje, arquitectura y distribución de los pueblos, asegadors y sendas… la cultura musulmana consiguió transformar y dominar el paisaje rocoso de las marinas y crear fertilidad donde no la había.

Guía Alicante HundredRooms

Para descubrir la sorprendente y poco conocida orografía del interior de Alicante, os propongo esta ruta en la que además de vestigios del pasado y sorprendentes paisajes, podremos apreciar la fuerte dualidad valenciana entre el interior y la costa: a un área rural poco poblada situada en la abrupta zona montañosa, sucede sin transición una abrumadora concentración humana.

La excursión comienza a 4 kilómetros de Sella, frente al refugio de escaladores donde podemos dejar el coche. Tomamos el sendero balizado PR CV9 (que une Sella con Benimantell) y que se interna por una cómoda pista en el Barranc de l'Arc. Pasamos junto a varias masías antes de ascender al Pas del Comptador. La panorámica desde este collado es extraordinaria: Sierra de Bernia, Peñón de Ifach e incluso la isla de Ibiza, en días despejados, están frente a nosotros en dirección este. A nuestra espalda el Barranc de l´Arc y el Cabeço d´Or.

Tras esta parada continuamos por la pista que traíamos durante 500 m para abandonarla (también abandonamos el PR) por una senda marcada con hitos que sale a mano derecha. Una fuerte bajada nos deja en un camino de herradura que cruza y que tomamos nuevamente a la derecha.

Caminamos en paralelo a las espectaculares paredes que caen, casi 200 metros a plomo, desde Penya Roc y poco después llegamos al no menos espectacular Racó de Tovaines. Algo más alante está El Salt en el que en épocas de fuertes lluvias se forma una bonita cascada.

Guía Alicante HundredRooms

La senda que hasta aquí iba en dirección sur gira para continuar hacia el oeste y sube al Mas de Sanxet de Dalt del que apenas quedan unas ruinas. Estamos en el camino conocido como Camí de Sanxet. Siguiéndolo llegamos a un amplio collado donde hay un helipuerto. Por aquí pasan varios caminos, pero el nuestro es el único que se dirige hacia el oeste. La masía que tenemos delante y que se conserva en muy buen estado (Mas de Papatxi) nos sirve de orientación pues debemos pasar junto a ella.

Continuamos por una pista de tierra ignorando todos los caminos que salen a derecha e izquierda hasta que el camino muere en otra pista, es la que viene desde Finestrat y termina en Sella (coincide con el PR CV12) y que debemos continuar a mano derecha hasta llegar al punto donde iniciamos la ruta.

Una vez terminada recomiendo ir a Sella, perderse por sus estrechas y empinadas calles y probar las coques amb pebrera i tomaca de alguno de sus hornos tradicionales. Si estás por Alicante no dejes de hacer esta actividad, te sorprenderá. Por cierto, la mejor época es en el mes de febrero porque los almendros se encuentran en flor y añaden un toque de color al ya de por sí impresionante paisaje.

Planes para degustar Alicante en todos los aspectos. Por

Siempre he considerado que Alicante forma parte importante de mi vida pasada. Allí aterrizaba, cada quincena, descubriendo durante un par de años un nuevo tesoro en cada paseo. Alicante es esa ciudad que permite al sol brillar más de 300 días al año, a algunos degustarla en la que consideran “mejor lugar para comer del mundo” y a otros, como a mí, disfrutarla en todas sus tradiciones, especialmente esas hogueras de San Juan que me fascinan.

¿Quieres descubrir que hacer, ver o degustar en Alicante? ¡Vente conmigo!

Guía Alicante HundredRooms

Alicante tiene legado. La época de dominación musulmana nos dejó en la cima del monte Benacantil una de sus joyas, el Castillo de Santa Bárbara, con una ubicación privilegiada a una altura de 166 metros y enfrente de la playa del Postiguet.

Aunque tenemos opción de utilizar un ascensor a la altura de la avenida Jovellanos, recomiendo subir andando y poder disfrutar no solo de otros tesoros de la ciudad como son atravesar el Parque de la Ereta o la muralla del castillo, sino por las diferentes vistas panorámicas que dejan sus múltiples miradores.

Alicante provoca conocerla. Tranquilo de día, animado en sus horarios más gastronómicos, un laberinto de calles estrechas y peatonales llenas de colorido nos adentran en El Barrio de Santa Cruz, de casas blancas y rincones con encanto llenos de restaurantes y bares donde tapear.

Más allá de su casco histórico, parques y jardines, se entremezclan en modernos recorridos como el Paseo de la Explanada que comunica a Playa del Postiguet con el Parque de Canalejas.

Alicante huele a mar. Y no solo por sus playas del Postiguet o San Juan, sino a través de la brisa que hasta en los días más calurosos llega hasta el Puerto de Alicante, donde un hermoso paseo de más de un kilómetro permite al viajero conocer un área de terrazas donde disfrutar de un agradable día de sol, de los tantos que predica su lema.

Alicante mantiene tradiciones. Si bien la fiesta de San Juan es el 23, la música, el fuego y la sátira llegan a Alicante desde el 21 durante 5 días. Es una de las mayores fiestas y la ciudad se inunda de cartón piedra elaborados de múltiples temáticas.

Guía Alicante HundredRooms

Sin embargo, es la noche del 23 en la noche de San Juan donde encuentro mi lugar. Quizás porque recuerdo la otra gran fiesta nacional de mi actual ciudad, A Coruña, siendo ambas las más populares del país en estas fechas y donde el fuego toma protagonismo.

Alicante se degusta en cada calle. ¿Hace falta unas palabras? El tapeo alicantino, pero también los senyoret de todo tipo (gambas, bogavante, tinta de sepia o verduras), los arroces (no confundir con paella) y el pescado y productos del mar frescos recién llegados del día, forman parte de una de las más excelentes cocinas mediterráneas que existen (además de sana).

Sin duda, la bella población de la Costa Blanca tiene suficientes alicientes como para plantearse una visita más de una vez en la vida. ¿Te he convencido?