Apartamentos en Varsovia para tu estancia

Disfruta ya de un apartamento en Varsovia, una ciudad dinámica, moderna y emocionante. Su estilo y sus características recuerdan a las de las grandes capitales europeas. Especialmente en su casco antiguo, que fue completamente destruido en el Alzamiento de Varsovia en 1944. Reconstruido y recientemente nombrado Patrimonio de la Humanidad, ahora es uno de sus grandes atractivos. ¿Aún no la conoces? ¡Ven y descubre la capital y ciudad más grande de Polonia!

 

Turismo en Varsovia

Los principales alojamientos en Varsovia

Lejos queda esa imagen triste y gris de Varsovia. Hoy en día es una de las ciudades polacas más palpitantes y prometedoras de Europa. Sede importante acontecimientos históricos como e Pacto de Varsovia, el Tratado de Varsovia o el propi Alzamiento. Y es que Varsovia renace de sus cenizas cual Ave Fénix llena de historia, modernismo y una fuerte personalidad. Es el destino perfecto para aquellos que quieran hacer una escapada cultural y conocer el pasado de la capital de Polonia. ¡Y qué mejor que hacerlo en nuestros apartamentos!

Qué ver en Varsovia

Varsovia no solo es la ciudad más grande de Polonia, sino que además es su capital. Destaca su zona centro, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pues esa parte de la ciudad fue destruida por completo durante el Alzamiento de Varsovia y posteriormente reconstruido al detalle.

El nombre de Varsovia proviene de la mitología polcaca: cuenta la leyenda que una sirena llamada Sawa remontó el río Vístula y un pescador llamado Wars se quedó prendado de ella y la acogieron en la comunidad de pescadores. Sawa prometió a los pescadores proteger la aldea. De este mito surgió el nombre de la ciudad y la estatua de la Sirena Guerrera de Varsovia. De modo que, pese a estar a más de 300 kilómetros del mar, la sirena es el símbolo de la ciudad.

Aparte de la estatua, Stare Miasto, o “Ciudad Vieja”, es uno de los lugares más atractivos de la capital. Corresponde al casco antiguo que forma parte del Patrimonio de la Humanidad. En esta zona está el Castillo Real, antigua residencia del rey de Polonia, es otro de sus monumentos más relevantes. Fue construido por orden del rey Segismundo III a finales del siglo XVI y con los años ha experimentado remodelaciones y ampliaciones. También la plaza de Rynek, el mercado donde se concentra toda la actividad en el casco antiguo de Varsovia.

Pese a sus orígenes comunistas, el Palacio de Cultura es un edificio muy importante de la ciudad. Fue construido en los años 50 por orden del propio Stalin y  es el edificio más alto de Polonia.

La calle Nowy Swiat o “Nuevo Mundo” es la calle comercial y turística por excelencia. Mientras el Parque Lazienki es el más conocido de la ciudad, se creó en el siglo XVII para el disfrute de la aristocracia.

Otro must en Varsovia es el Palacio de la Ciencia y la Cultura, uno de los monumentos más famosos y queridos de la ciudad. Iba a ser derribado una vez cayó el telón de acero porque su presencia recordaba a esa etapa tan dura que los polacos quieren olvidar. Pero al final no lo tocaron y hoy en día es uno de los símbolos de Varsovia. 

 

Que ver en Varsovia

Dónde dormir en Varsovia

Polonia y Varsovia son realmente sorprendentes. No te pierdas ninguno de sus rincones ni parte de su legado histórico con un apartamento en el lugar que tú elijas de la ciudad y al precio que prefieras. Nosotros encontraremos las mejores ofertas de las principales webs de alojamiento vacacional, como Wimdu o Airbnb Varsovia, para que tengas todas las opciones a tu elección.

¿Necesitas saber dónde es mejor dormir? Bien, las zonas más recomendadas para quedarse a dormir son la zona centro de la ciudad, el casco antiguo, la ciudad nueva, el distrito de Wola y el Barrio de Praga. Las dos primeras destacan por ser las más culturales, las más próximas al patrimonio más valioso de Varsovia. La ciudad nueva, por su parte, es más moderna y más enfocada al turista con sus restaurantes y tiendas comerciales. Finalmente, Wola y Praga son dos lugares con un ambiente más bohemio, especialmente el último de ellos.

Además, el Barrio de Praga destaca también por la gran oferta de bares y pubs que contiene en su interior, todo ellos marcados por su clima más vintage. Opera, por su parte, es uno de los establecimientos más destacados de la noche polaca. Posiblemente la discoteca principal de Varsovia. Por último, otros lugares como Remont o Park son también opciones a tener en cuenta cuando el sol desaparezca en el horizonte.

Varsovia es una ciudad con mucho por ver, con un apartamento propio por unos días podrás meterte de lleno en sus calles y ser un ciudadano polaco más por un tiempo. Aquí darás con las principales ofertas de los grandes portales digitales dedicados al alquiler de apartamentos turísticos, como Booking Varsovia o HomeAway. Las tendrás todas y lo único que deberá preocuparte será ser el más rápido.

 

Que hacer en Varsovia

Qué hacer en Varsovia

Los puntos de interés de la ciudad se encuentran muy dispersos, por lo que si se cuenta con un guía turístico te ayudará a optimizar la ruta y a seleccionar qué ver para aprovechar mejor el tiempo. Por ello, es recomendable que visites Varsovia acompañado por uno de ellos. Además, el polaco es un idioma difícil de entender y la mayor parte de la información turística suele estar en el idioma local.

Es más, una buena alternativa para empezar es la de optar por un tour guiado en la zona del antiguo Gueto de Varsovia, en la que fue la mayor aglomeración judía de toda Europa. El Museo Judío, el monumento a los Héroes del Gueto o su propio cementerio son elementos del pasado que hablan por sí mismos.

Igual que sus otros cementerios. En Varsovia las necrópolis son obras de arte y es que durante la ocupación rusa solo estaba permitido expresarse artísticamente en los campos santos. Además del cementerio judío, el cementerio Powazki es digno de ver y conocer el pasado de este país. 

Muchos son los museos que puedes y deberías visitar en la ciudad, pues en ellos se muestra parte de la rica y dura historia de la capital polaca. Por ejemplo, el Museo del Alzamiento de Varsovia, el Museo de Fryderyk Chopin o el Copernicus Science Centre.

¿Sabías que puedes adentrarte en Praga estando en Varsovia? Bueno, no es del todo así. En realidad puedes adentrarte en el Barrio de Praga, una zona que destaca por ser la parte artística y bohemia de la ciudad.

No dejes de visitar las Barras de Leche, unos establecimientos creados en los años sesenta para servir comidas baratas a base de productos lácteos. Comer en estos sitios no es nada caro y te ofrece un poco la visión de la vida de antes de la democratización en Polonia.

De hecho, la gastronomía de la zona viene marcada por la de los países vecinos como Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Alemania y Lituania. Las comidas suelen empezar por una sopa seguida de un plato de carne con patatas, alforfón, verduras, setas y ensalada de col o remolacha. ¡Seguro que no te quedas con hambre!

 

Que comer en Varsovia