Apartamentos en Río de Janeiro para tu viaje carioca

¡La “Cidade Maravilhosa” te espera! Elige apartamento en Río de Janeiro y viaja a uno de los lugares más exóticos del mundo. Aunque también cosmopolita, como tú quieras. La famosa playa de Copacabana; Maracaná, el estadio de fútbol más grande del mundo; su entorno natural representado por el exclusivo Pan de Azúcar… y la Estatua de Cristo Redentor. Sin duda el mayor símbolo de la ciudad y del país. Viaja a Río de Janeiro y sé feliz en la ciudad de la samba.

Turismo en Río de Janeiro

Todos los alojamientos en Río de Janeiro

En Río de Janeiro la alegría está siempre presente en sus calles, sus playas, sus bares, sus escuelas de samba... En la segunda ciudad más poblada de Brasil no habrá nada que no puedas hacer. Lo mejor de la costa brasileña, de la ciudad y de un entorno natural privilegiado hacen que Río de Janeiro sea uno de los destinos más populares del mundo. Tanto es así que resulta imprescindible pisar Río al menos una vez en la vida, igual que optar por un apartamento para vivir la experiencia como un brasileño más.

 

Qué ver en Río de Janeiro

Río de Janeiro es una de esas ciudades que merecen ser visitadas al menos una vez en la vida. Conocida como la “Ciudad Maravillosa”, algunos de sus monumentos, barrios, playas, islas, miradores y demás son símbolos del país de Brasil y reconocidos a nivel mundial.

Seguro que es mencionar Río de Janeiro y lo primero que te viene a la cabeza es la famosa y gigante estatua de cristo en lo más alto de una montaña: como si vigilase su ciudad. Bien, pues la montaña recibe el nombre de El Cerro Corcovado y la estatua, de Cristo Redentor. Es el emblema carioca, mide 30 metros de alto y se encuentra a más de 700 metros de altura. Un must en tu viaje.

Tampoco tiene desperdicio alguno la particular Catedral Metropolitana de San Sebastián. Muy diferente a las demás, esta catedral está construida siguiendo una figura cónica que le da una apariencia singular. Igual que la Fortaleza de Santa Cruz, considerada como monumento histórico. Esta fortaleza sirvió durante muchos años como fuerte defensivo de la Bahía de Guanabara.

Si te gusta el futbol, sabrás que Río de Janeiro puede presumir de disponer del estadio de balompié más grande del mundo: el Estadio Maracaná. Tiempo atrás su capacidad rondó las 140.000 localidades, aunque tras varias reformas, en la actualidad el aforo se sitúa en torno a los 80.000 asientos.

Además, Río está ubicada en un entorno natural muy rico. Al Cerro Corcovado hay que sumarle el  Pan de Azúcar, un peñón de más de 300 metros de altura al que se puede subir en teleférico. Así como no falta una selva en su territorio. La selva urbana más grande del mundo, de hecho. El  Parque Natural de la Tijuca es un espacio en el que se respira naturaleza y se pueden apreciar la flora y la fauna brasileñas.

Río de Janeiro es también conocido en todas partes por ser una Cidade do Samba. En Brasil hay una gran cantidad de escuelas de samba y funcionan todo el año. Los barrios de Santa Teresa y de Botafogo son dos de los principales focos donde disfrutar y aprender a ser felices con el baile.

Ah, si te pasas por el barrio de Santa Teresa, no olvides cruzar los 250 escalones coloridos que forman la escalera de Selarón.

 

Que ver en Río de Janeiro

Dónde dormir en Río de Janeiro

¡Brasil te espera! Río de Janeiro es un destino con mucho por ofrecer. Para descubrirlo todo y vivir todas sus experiencias, la mejor alternativa es hacer tuyo unos de sus apartamentos por unos días. Sé brasileño por unos días y sumérgete en su alegre estilo de vida. Dispondrás de todas las opciones: las mejores ofertas de las mejores webs de alquiler de alojamiento vacacional, como Airbnb Rio de Janeiro o Wimdu.

¿No sabes en qué zona hospedarte? Copacabana es, una vez más, la que se lleva palma. En gran medida por la cercanía de su famosa playa. Pero no solo por eso, es el corazón de Río, ahí está todo. Aunque también es la más demandada. Por contra, la zona de Ipanema también dispone de su propia playa y es bastante más tranquila. Un lugar muy a tener en cuenta, pues no está tan alejada de la otra.

Todavía más al sur se encuentra el barrio de Leblon, al otro lado del canal y también con playa propia. Menos turístico que los dos anteriores, es un lugar todavía más tranquilo. Santa Teresa, como ya vimos, tiene un enorme encanto y también es una opción muy a tener en cuenta.

No muy lejos de este último se encuentra el de Lapa, la mejor opción para disfrutar de la noche carioca. Por último el nuevo barrio de Barra da Tijuca es el más moderno, así como sus edificaciones. Un nuevo mundo más internacional dentro de la ciudad de Río de Janeiro.

Elijas el barrio que elijas, Río es una ciudad que bien vale una visita. El alojamiento ya no será un problema. Nuestro comparador filtrará las mejores ofertas de los principales portales digitales dedicados al alquiler de apartamentos vacacionales como Booking Rio de Janeiro o HouseTrip, por y para ti. Tú solo tendrás que decidir con cuál te quedas… ¡y ser el más rápido!

 

Donde dormir en Rio de Janeiro

Qué hacer en Río de Janeiro

¿Quién no piensa en playa cuando oye Rio de Janeiro? ¡Es imposible no hacerlo! Son muchas las playas que podemos encontrar en esta ciudad, pero todas ellas coinciden en lo mismo: su gran belleza.

La más famosa de ellas es Copacabana. Tal vez no supieses dónde se encuentra, pero seguro que has oído maravillas de ella. Los más de 6 kilómetros de arena, acompañadas por sus verdes montañas en el horizonte y las aguas cristalinas atlánticas, hacen que también sea conocida como la Princesinha do Mar.

Las otras dos son prácticamente una: Ipanema y Leblon. Estas dos playas son una extensión la una de la otra y resultan otro lugar perfecto tanto para disfrutar del clima brasileño como para la práctica del surf u otros deportes acuáticos.

Muy cerca de ellas está la Laguna Rodrigo de Freitas, un paraje realmente encantador por cuya costa se puede recorrer una ruta para descubrirla de principio a fin. Otro lugar para continuar con tu idilio con la naturaleza es el Parque Lage, que además te dejará muy cerca del Jardín Botánico.

No olvides adentrarte en el mundo del arte de la mano de otros dos lugares representativos de Río de Janeiro: el Museo de Arte Moderno y el Museo de Arte Contemporáneo. Este último es ya una obra de arte por sí mismo.

Para desplazarte por la ciudad puedes utilizar el transporte público. El bus es el rey de ellos. Cuenta con varias líneas y con mucha frecuencia. Pero déjanos darte un consejo: por la noche no se suele recomendar su utilización, por lo que si quieres desplazarte mejor coge un taxi.

No te puedes ir sin probar la cocina típica brasileña. La base de su alimentación está compuesta por la harina de mandioca, las judías pintas y el arroz, en la gran mayoría de platos se sirve alguno de ellos de acompañamiento. Y no podemos olvidarnos del churrasco, esa carne a la brasa troceada en grandes y jugosos pedazos. Pero su plato más típico es la feijoada, como un cocido de judías o frijoles con carne de cerdo.

¡Ah! No te olvides de tomarte una buena caipirinha, la bebida más popular de Brasil. Ya sea en algún pub o en alguna playa.

 

Que hacer en Río de Janeiro