Apartamentos en Rascafría para escaparse

Rascafría o Valle de El Paular, dos nombres para un mismo pueblo de la Sierra de Guadarrama. Su paisaje natural plagado de bosques, su excelente gastronomía y la combinación de turismo cultural y activo hacen de este pueblo serrano un lugar perfecto al que escaparse. Ya sea a las afueras de la villa o en su interior de la mano de un apartamento en Rascafría. Elijas lo que elijas te sentirás como en casa en el Valle del Lozoya

Alojamientos y casas rurales en Rascafría ideales

Eso sí, si te decides por una casa rural en Rascafría disfrutarás de un entorno muy diferente al habitual, un edén natural. Esta zona de la Comunidad de Madrid destaca por el verde de sus paisajes y por la canridad de arroyos que los riegan. De hecho, son algunos los parques naturales que se extienden en el lugar: como el de Peñalara, por ejemplo. A muy poca distancia de uno de los símbolos de Rascafría, como es el Monasterio de Santa María de El Paular. 

 

Qué ver en Rascafría

Rascafría es un genuino pueblo serrano del noroeste de la Comunidad de Madrid que se encuentra en el Valle de Lozoya.  ¿Es la primera vez que lo visitas? No te preocupes, estamos aquí para ayudarte. Rascafría cuenta con grandes atractivos y lugares de interés que no deberías perderte. Entre los más destacados se encuentran:

La Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol. Se encuentra en el casco urbano y data del siglo XV, aunque fue modificada posteriormente en dos ocasiones. La arquitectura tradicional de la zona también merece mención aparte, ya que Rascafría conserva algunas viviendas rurales de su arquitectura tradicional. Entre las más destacadas se encuentran la Casa de Postas y el Corral de Comedias. Y, por supuesto, el Ayuntamiento de Rascafría, un edificio de estilo neomudéjar es una Casa Consistorial del siglo XX. 

Pero sus atractivos no solo se encuentran en el casco urbano, sino que en el entorno natural que le rodea hay grandes lugares que merecen ser visitados, como es el caso del Monasterio de El Paular. Este monasterio está considerado como la primera cartuja del Reino de Castilla. Desde su fundación en el año 1390 hasta 1954 fue un monasterio cartujo. Desde entonces y hasta la actualidad es una abadía benedictina. Se realizan visitas gratuitas para conocer su interior.

Dónde dormir en Rascafría

Este maravilloso enclave de la Sierra de Guadarrama ofrece alternativas de alojamiento para todo tipo de viajeros. ¿Quieres estar en pleno corazón urbano? En ese caso, necesitas un apartamento en el centro de Rascafría. Desde su interior podrás ver todo lo esencial de la ciudad prácticamente sin salir de él. Eso sí, no te recomendamos que lo hagas, ya que además estarás a pocos metros del foco de actividad de la ciudad y de mayor concentración monumental. Un auténtico acierto. Por otro lado, si prefieras habitar en un ambiente más rural, cualquiera de nuestras casas rurales en Rascafría será perfecta para ti. Aprovecha para elegirla según tus prioridades de viaje, ya sea más próxima al territorio leonés o al Monasterio de Rascafría.

 

Decidirte por uno de nuestros alojamientos en Rascafría te permitirá pasar unos días como si fueses un residente más de la zona, en idénticas condiciones al resto. Algo que será justamente lo contrario en caso de alojarte en uno de los hoteles en Rascafría. Además, no necesitarás buscar en más sitios, pues aquí podrás hallar la residencia vacacional que buscas. Ya son más de cien webs las que colaboran con nosotros para darte una oferta lo más completa posible, sin tener que hacerlo de manera manual. Wimdu Rascafría, Booking Rascafría, Tripadvisor y muchos más, clasificados por precio. ¡No gastes ni un euro de más por tu alojamiento!

Qué hacer en Rascafría

Además de visitar todos estos lugares, no dudes en realizar una de las mejores rutas del Valle de El Paular: la Ruta a la Cascada del Purgatorio. Es una de las más transitadas, ya que su recorrido desde el Puente del Perdón hasta la Cascada es algo espectacular. Podrás contemplar bosques de robles y pinos y adentrarte en la ribera del Aguilón. Y es que el entorno natural que habita este pequeño pueblo madrileño no tiene desperdicio, uno de los más bellos de la comunidad. Al sur queda también el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y antes está el pequeño espacio de Peñalara, otro rincón que merece la pena visitar y que puedes visitar el mismo día que vayas al Monasaterio de Santa María de El Paular. 

Además, la frontera con Castilla y León se halla a muy pocos kilómetros del centro de la ciudad, de modo que es muy factible entrar en territorio leonés para completar una visita ya muy atractiva de por sí. Por ejemplo, la Granaj de San Ildefonso te espera no muy lejos de ella, junto con el famosísimo Palacio Real de la Granja de San Ildefonso. ¿Te animas? ¡No lo dudes y ven a conocer este pueblo serrano!