Apartamentos en Mónaco para ti

¿Te gusta el glamour y la exclusividad? Entonces un apartamento en Mónaco es lo que necesitas. El segundo estado más pequeño del mundo es como las mejores esencias, que siempre vienen en frascos pequeños. Eso sí, menuda esencia. Montecarlo, ir al Casino de Mónaco, el Palacio de los Grimaldi e incluso un Circuito de Fórmula 1 en el entramado de calles. Desde la costa monegasca hasta su punto más alto, ubicado en Chemin des Révoires, Mónaco es un país único.

Turismo en Monaco

Los mejores alojamientos en Mónaco

Pensar en Mónaco es pensar en glamour, lujo y elegancia. Destino por excelencia para los viajeros más sibaritas y para aquellos que buscan nuevas emociones por la Costa Azul, entre Mediterráneo y Alpes. Si buscas disfrutar de la Riviera Francesa con parada en Mónaco y su Casino, nosotros te lo queremos poner fácil y por eso te ofrecemos una selección de apartamentos para que disfrutes a tu aire de este pequeño país.

Qué ver en Mónaco

Mónaco es el segundo país más pequeño del mundo después del Vaticano. Para que te hagas una idea, Mónaco es la mitad que Central Park. ¡Y tiene el 100% del terreno edificado! Pero ahí no acaba la cosa, es tanta la falta de espacio que hay calles cuyos números pares pertenecen a Mónaco y los números impares a Francia. Eso sí, si crees que por su tamaño tiene poco que ofrecer, estás muy equivocado.  Esta ciudad es un centro de cultura. 

Monte-Carlo y su famoso casino. Esta es la zona más célebre de Mónaco. ¿Sabes porque recibe este nombre? Porque fue Carlos III el que inauguró el casino para evitar la quiebra del estado. A raíz de su éxito ha conseguido que Mónaco sea un país sin impuestos.

El Palacio del Príncipe de Mónaco, también conocido como Palacio Grimaldi, fue construido en el siglo XVII sobre una fortaleza de los Genoveses de 1215. Hoy en día se hacen visitas guiadas todos los días al interior del palacio. Su galería de estilo italiano, sus salones, su patio de honor cubierto por tres millones de guijarros o la Sala del Trono son algunos de los lugares que podrás conocer.

La Catedral de San Nicolás es un edificio de 1875 de estilo romano-bizantino y en el que se encuentran las sepulturas de los difuntos Príncipes, algo que hace de ella un lugar especial de culto para los monegascos.

La roca de Mónaco es un monolito de 141 metros de altura coronada por las murallas del núcleo histórico. Pasea por las calles y descubre sus encantos. Sus casas de los siglos XVI a XVIII están todas pintadas del mismo color: rosa salmón.

¿Sabías que en Mónaco encabeza el listado de calles más caras del mundo? En concreto la Avenida Princess Grace de Mónaco. ¡El metro cuadrado en esta famosa avenida cuesta más de 150.000 euros y los pisos están valorados en más de 32 millones de euros! Pero no te preocupes, si te planteas vivir en este pequeño país no todas sus calles son tan caras. 

Que ver en Monaco

Dónde dormir en Mónaco

¿Va a ser Mónaco tu próxima parada? Difícil encontrar destino mejor. Si es así, ya solo queda decidir dónde alojarte y estás en el lugar indicado. Conociendo de antemano a los caros hoteles en Mónaco, la  opción de un apartamento para tus vacaciones cobra mucho sentido. Aquí podrás comparar entre todas las distintas páginas digitales dedicadas al alquiler de alojamientos vacacionales como Airbnb Monaco o Wimdu. Todas las opciones quedarán reducidas al tamaño de la pantalla de tu aparato, con la certeza de que la elección final sea la más buena.

Ahora bien, si después de pasarte por el Casino tu cuerpo pide más y quieres vivir la noche monegasca, el lugar indicado es el Buddha Bar, una discoteca con aires orientales traída a Occidente. Está a solo unos pasos del Gran Casino. Tanto si solo quieres tomarte una copa como marcarte unos bailes en la pista central, este templo oriental es lo más en las noches de Mónaco. Su combinación modernista con toques asiáticos llama la atención de todo aquel que va. ¡Ah y hay un Buddha enorme en plena pista! 

Aun alargando la noche hasta el amanecer, necesitarás un lugar donde dormir. En Mónaco prácticamente cualquier lugar es perfecto para buscar el apartamento que te haga estar en pleno foco de la acción. Simplemente dependerá de tus planes. Por ejemplo, en la parte más sureña de la ciudad dispondrás de mayores zonas verdes; en el centro podrás disfrutar de vistas al puerto y estarás muy cerca del famoso casino; y, ya más al norte, todo el esplendor de la Costa Azul. También es cierto que en esta pequeña ciudad todo queda bastante próximo, así que la libertad a la hora de elegir es prácticamente máxima.

Bien, se acabaron las excusas para no ir a Mónaco. Tan solo queda el último paso, encontrar tu lugar de residencia en una de las ciudades más glamurosas del mundo. Nuestro comparador te ayudará a seleccionar las grandes ofertas de los mejores buscadores de apartamentos vacacionales. Booking Mónaco o HomeAway son algunos de ellos. Al final, tú solo tendrás que seleccionar el tuyo y ser el más rápido.

Donde dormir en Monaco

Qué hacer en Mónaco

Sin duda, algo que no puede faltar en tu visita a Mónaco es una partida azarosa en el famoso Casino de Monte-Carlo. Ya sea Black Jack, una mano de Póker, una tirada en la ruleta o una ficha en alguna de las máquinas del establecimiento. Púramente por postureo… y sin perder la cabeza.

Además, en este pequeño e independiente país podrás seguir disfrutando del mar. En este caso, las aguas del mar Mediterráneo son la que bañan sus costas. De hecho, su Costa Azul es una de las más bellas y conocidas del panorama mundial.

¿Sabes que el Principado de Mónaco tiene un circuito urbano de Fórmula 1? Seguro que sí, es otra de sus grandes atracciones. Puedes visitarlo caminando entre sus calles, ya que pertenece al entramado de la ciudad. Este circuito es uno de los más emocionantes y peligrosos del Mundial de Fórmula 1, en el que el Gran Premio de Mónaco lleva celebrándose desde 1950. Si coincide con tus vacaciones, genial; si no, una buena opción es recorrer las calles por las que transcurre el recorrido y ponerse en la piel de los pilotos.

Es posible que de tanto andar puedas acabar exhausto, ya que en Mónaco encontrarás muchas cuestas. ¿La solución? Aprovechar los 12 ascensores públicos que hay por la ciudad. Eso sí, tendrás que buscarlos porque no es fácil dar con ellos, ¡están muy bien camuflados! 

Si no has dado con ellos y estás muy cansado, una de tus mejores opciones es “Le Grand Tour”, el autobús turístico. Te permitirá descubrir los principales puntos de interés. Además te proporcionan unos auriculares para que puedas escuchar los comentarios que se hacen de cada lugar en diferentes idiomas. El bus tiene 12 paradas, en las que podrás subir y bajar las veces que quieras durante el día.

La gastronomía monegasca, por otro lado, es también muy particular. Mezcla influencias francesas con la dieta mediterránea y a su vez le dan un toque especial propio. El resultado de ello es una cocina muy distinguida. El stocafi es uno de sus platos característicos: con una base de bacalao deshidratado, acompañado por una salsa de tomate y especias locales. Otro ejemplo son los espaguetis a la Monegasca, cuya salsa nace de la mezcla de tomate, queso, anchoas, aceitunas y especias. Para degustarlos no dudes en acudir a restaurantes típicos de Mónaco como Dauphin Vert, Le Circus o Le Bambi

Que hacer en Monaco