Apartamentos en Budapest para tu viaje

Un apartamento en Budapest te planteará situaciones que no habrías ni imaginado. ¿Qué te parecería bañarte en un balneario construido durante el imperio otomano? ¿O en una piscina rodeado de mosaicos de colores? ¿Apetece verdad? Date un paseo por Budapest y descubre la historia de una ciudad que se formó a partir de la unión de dos pequeñas urbes a ambos lados del río Danubio. 

 

Turismo en Budapest

Los mejores alojamientos en Budapest

La capital húngara es conocida como la Ciudad de los Balnearios, pero hay mucho más. Lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad, la zona antigua del Castillo Buda, la zona moderna en Pest, una plaza en honor a sus fundadores llamada plaza de los Héroes… Budapest es diferente, especial. Elige tu apartamento ideal para pasar unos días de lo más húngaros.

 

Qué ver en Budapest

Una ciudad al amparo de las aguas del Danubio, situado en pleno corazón de la Europa central, la capital húngara, es especial. Abanderada por sus numerosos lugares declarados Patrimonio de la Humanidad y que hacen de ella una de las más bellas de toda Europa.

El río Danubio es su principal distintivo, pues divide claramente la ciudad. Aun lado las colinas de Buda, donde está el centro antiguo; y al otro, la planicie de Pest, cuyos edificios más relevantes fueron construidos durante el imperio austro-húngaro en el siglo XIX.

El edificio más representativo del centro antiguo de la ciudad es el Castillo de Buda, también conocido como Palacio Real, pues en su interior se hospedaron los reyes de Hungría. Una de las imágenes más típicas de la ciudad y desde el cual, además, se obtienen una vistas espectaculares. De éstas destaca la presencia de otro emblema de la ciudad: el Puente de las Cadenas. Sin embargo, su nombre oficial es el Puente de Széchenyi, apellido de su creador. Durante la Segunda Guerra Mundial todos los puentes de la ciudad fueron arrasados por los alemanes y el nuevo puente data de 1949, exactamente cien años después del original.

Mientras Buda lleva cientos de años en la orilla derecha, Pest en la izquierda, es mucho más joven. Fue construida en el siglo XIX por la burguesía húngara que la estructuró en amplias avenidas flanqueadas por señoriales edificios de estilo Art Nouveau. Entre ellos hay varios que no puedes dejar de visitar.

El Parlamento de Budapest es todo un símbolo de la ciudad. Para su construcción se convocó un concurso de ideas. El arquitecto, se inspiró en el emblemático edificio británico y aunque este no tiene Big Ben, cuenta con una impresionante cúpula que alcanza los 96m. La misma altura que tiene otra cúpula famosa de la ciudad, la de la catedral de San Esteban.

La Plaza de los Héroes también forma parte del Patrimonio de la Humanidad, en conjunto con la Avenida  Andrássy. Cuya ubicación se encuentra al final de esta famosa avenida. La plaza representa y homenajea a los siete fundadores de Hungría.

 

 

Que ver en Budapest

Dónde dormir en Budapest

El centro de Europa es una zona tan rica como extensa y Budapest reúne todo lo necesario para ser el destino elegido. El alojamiento no será un problema pues aquí podrás encontrar la mejor selección de ofertas de los principales portales digitales dedicados al alquiler de apartamentos. Wimdu o Airbnb Budapest son algunos de ellos, pero no los únicos, para obtener una lista completa.

La magia de la capital húngara no acaba en sus monumentos y sus balnearios; con la llegada de la noche, Budapest gana todavía un plus más de exclusividad. Es un destino ideal para disfrutar de las horas nocturnas. ¿Has pensado alguna vez en salir de fiesta en un viejo carguero ucraniano? En Budapest es posible. ¿Has pensado alguna vez en salir de fiesta en un bar en ruinas? En Budapest es posible. ¿Has pensado alguna vez en salir de fiesta en un spa? En Budapest es posible.

Vamos por partes. El famoso barco fiestero es el A38, en la orilla del río Danubio. El primer bar en ruinas, por su parte, fue el Szimpla Kert. Corvintetö y Fogas Ház son otros de los más populares en la actualidad. Mientras que las fiestas dentro de un spa se pueden disfrutar en la mayoría de balnearios de la ciudad. Sin duda, Budapest es una apuesta muy divertida.

En cuanto a la zona donde alojarse, los distritos I, II y III, encontrados en la colina son posiblemente la mejor alternativa. Al igual que el distrito V al otro lado del Danubio. El distrito XII, desde lo más alto de la propia colina, es otro buen lugar para una estancia más tranquila. Eso sí, la recomendación es evitar el distrito número VIII, pues es una zona bastante cerrada e insegura para turistas.

Ya conoces todo lo necesario para hacer de Budapest tu hogar por unos días.  Encontrarlo no supondrá ningún problema. Una sola búsqueda filtrará las mejores ofertas de alojamiento disponibles en Budapest y procedentes de las grandes webs dedicadas a ello como Booking Budapest o HomeAway. La elección igual sí será más difícil… ¡todas son muy buenas!

 

 

Donde dormir en Budapest

Qué hacer en Budapest

Imprescindible subir a Buda y conocer de primera mano el pasado de la ciudad, así como las vistas que ofrece el lugar. Para hacerlo, lo mejor es utilizar el funicular que te dejará en apenas un minuto en la plaza de San Jorge. Desde aquí, podrás acceder al Palacio Real o bien adentraros por las calles del barrio del castillo, la zona más antigua de la ciudad.

Además, antes de volver a bajar, habrá que comprobar si es posible recorrer el Laberinto del Castillo de Buda, otro de sus principales atractivos. Un espacio creado de manera natural por el efecto del agua caliente de un manantial en la roca de la colina.

A pesar de su nombre, el Bastión de los Pescadores nunca funcionó como baluarte defensivo. Se construyó para ser un mirador y la verdad es que cumple bastante decentemente con su fin: ¡las vistas son increíbles!

Desde la Ciudadela de Budapest las vistas también son estupendas. Normal, se encuentra en el punto más alto de Budapest. Además, en su interior daremos con la antigua fortaleza principal de este complejo de vigilancia.

Los balnearios húngaros, por otra parte, son para sus habitantes una tradición y para el turista un auténtico placer. Ningún país del mundo tiene tantos balnearios y centro termales como Hungría. En la actualidad, Budapest cuenta con 118 manantiales, entre naturales y artificiales, de ahí que sea conocida como la Ciudad de los Balnearios. Cuyos dos principales son el Balneario Gellert y el Balneario Széchenyi.

La gastronomía de Budapest es muy variada y tiene sus raíces en los antiguos fundadores del lugar. Una cocina muy aromática y sabrosa, cuyo plato más famoso es el gulash. Otra receta típica es la sopa de guindas, llamada meglevesh, un entrante disfrazado de postre. Por último, el jalaslé es otro tipo de sopa. Esta de pescados con el paprika, el pimentón propio de la cocina húngara. Una gastronomía que dista en mucho de la que conocemos y con unas aportaciones muy dignas de ser probadas.

 

 

Que comer en Budapest